Los despachos de cobranza siguen con campañas de abuso

El cobrador debe llamar en horarios apropiados, sin groserías ni amenazas.
Los despachos de cobranza funcionan desde centros de llamadas.
Los despachos de cobranza funcionan desde centros de llamadas. (Nelly Salas/Archivo)

México

Para Jorge todo parecía indicar que desde enero pararían las amenazas de embargo, llamadas a altas horas de la noche y groserías de un despacho de cobranza que lo acusaba de una deuda que ni siquiera era suya. Pero a la fecha, Jorge (se cambió el nombre por protección) sigue sin encontrar tranquilidad.

Desde el 6 de enero entraron en vigor, como parte de la reforma financiera, una serie de medidas que permiten a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sancionar los abusos hacia los deudores. Meses después, poco ha cambiado.

La legislación exige a las instituciones financieras que registren ante Condusef los despachos de cobranza con los que trabajan, pues todo aquel que no esté dado de alta en el Registro de Despachos de Cobranza tiene prohibido realizar toda acción de cobro a un usuario catalogado como deudor.    

En el último reporte de la dependencia que preside Mario di Costanzo, se ha detectado que unos 115 bufetes operan sin la debida autorización y exigen pagos a morosos de bancos como Bancomer, HSBC, Santander o Scotiabank.

El caso de Jorge entra en este rubro, dado que desde mediados de 2014 recibe llamadas y avisos de embargo por parte del Despacho Especialista en Recuperación Urgente, el cual asegura que tiene un adeudo superior a los 20 mil pesos y le ofrecen una reestructuración sin que Jorge sea el titular del adeudo. 

“Desde hace casi un año me mudé a un nuevo departamento y desde que llegué he recibido notificaciones y llamadas del despacho exigiéndome un pago que asumo es del anterior inquilino (...) Ya acudí con la Condusef, pero parece ser que al no estar registrado no pueden actuar”, narró la víctima del despacho.

Al buscar en el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) en la página de internet de la Condusef, no se localizó al mencionado despacho en la base de datos, por lo que en teoría no está facultado para ejercer labores de cobranza a nombre de una institución financiera.

La Condusef explica que las sanciones por abusos de los despachos de cobranza van de los 13 mil a los 134 mil pesos; sin embargo, la multa es para la institución financiera que trabaje con el bufete que viole la legislación. De ser así, el caso entraría en los terrenos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

De acuerdo con los registros de la Organización Nacional de la Defensa de Deudor, pese a las restricciones en la manera de cobrar contra los despachos, no dejan de recibir casos de clientes del sistema financiero que se dicen acosados por los recuperadores de cartera.

Condusef señala que a marzo ha recibido 3 mil 430 quejas de personas contra diversos despachos de cobranza, de las cuales 72 por ciento son de clientes de la banca múltiple, mientras que 28 por ciento restante están relacionadas con alguna sociedad financiera de objeto múltiple regulada; es decir, con vínculos patrimoniales con un grupo financiero.

Cualquier persona que sea molestada por algún cobrador de una institución financiera lo puede reportar en el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) que se encuentra activo desde enero pasado en la web de Condusef; ahí también está el listado de los despachos que trabajan de forma legal con las instituciones financieras.

La reforma financiera establece puntos clave que buscan proteger a los deudores de cualquier abuso, entre los que destacan que el cobrador debe llamar en un horario apropiado, no usar amenazas o groserías, no mandar advertencias de arresto o embargo, identificarse plenamente y decir a qué institución representa, no usar nombres que se asemejen al de autoridad, entre otras cosas.

Hasta la fecha, la Organización Nacional de la Defensa de Deudor lleva casos de personas acosadas e inclusive amenazadas con arrestos y embargos por varias veces la cantidad de dinero que deben.

En el Redeco de Condusef se han registrado varios despachos que operan de manera ilegal, como Bufete Santillán, Rocha, Bermúdez, Administrador Grupo SAC, Corporativo Legal, ACP Abogados, mismos que gestionan cartera para BBVA Bancomer. Otros como Mda Monetización de Activos Uno y Profesionales en Recuperación, Amortizaciones llevarían a cabo cobranzas para HSBC.

Abogados ACP, Despacho Especialista en Recuperación Urgente, Ortiz, Troyo, García y Asociados, realizan de manera no regulada gestiones de cobro a clientes que fueron de Scotiabank.

Negocio lucrativo

De acuerdo con especialistas, el negocio de los despachos de cobranza va por dos caminos, el primero es trabajar de la mano con una institución financiera, reciben una base de datos de clientes morosos y se llevan una parte proporcional por cada crédito que logren recuperar las financieras.

El otro camino es la compra de cartera vencida, es decir, las entidades financieras aglutinan portafolios de créditos que consideran incobrables. Dichas carteras son compradas a un precio muy bajo por los despachos de cobranza y  todo lo que recuperen es ganancia. 

La empresa especializada en reestructuración de adeudos Resuelve tu Deuda recomienda a clientes morosos que antes de aceptar pagar al despacho de cobranza o negociar el monto de su  deuda, se dirijan a la institución financiera con la que obtuvieron el crédito, dado que muchas veces se trata de alguna estafa por parte del despacho de cobranza.