Exfuncionarios dejaron desfalco de 70 mdp en Fonatur

Conflicto de interés, renta simulada de maquinaria y pago por supuestos servicios  de ambulancias y oficinas móviles, son los hechos en los que están involucrados 97 ex trabajadores del gobierno.
En 2015 casi 3 millones de visitantes llegaron al puerto estrella de Quintana Roo.

Ciudad de México

Desde 2013 el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) está sumido en una crisis económica, con elevadas deudas y un daño patrimonial por 69 millones 997 mil pesos.

De acuerdo con información obtenida a través de la Secretaría de la Función Pública (SFP) por MILENIO, en el perjuicio financiero a Fonatur estuvieron involucrados 97 exfuncionarios.

La entidad gubernamental especificó que las acusaciones, hechas ante su órgano interno de control y en la SFP, fueron contra funcionarios que trabajaron en el sexenio anterior, cuando gobernaba el Partido Acción Nacional (PAN).

En un primer paquete de 20 denuncias que hizo el Fonatur hasta diciembre de 2013, la SFP indicó que estuvieron involucrados 82 ex servidores públicos por diversos cargos, como la contratación de una empresa que guardaba relación con un funcionario sin apegarse a la ley, aprobación indebida en estimaciones de trabajo y aceptar obras inconclusas.

Otro acto fuera de la legislación realizado por los ex funcionarios del gobierno panista fue simular la renta de maquinaria, con el argumento de que sería utilizada para la ejecución de una obra, cuando ya era realizada por otra empresa y estaba a punto de concluir, indicó la SPF.

Asimismo, la dependencia señaló que se fingió la renta de ambulancias y oficinas móviles sin que se acreditara la prestación de tal servicio, “no obstante que se realizaron los pagos”.

MILENIO dio a conocer que tras la difícil situación económica del Fonatur, la dependencia decidió presentar 20 denuncias contra ex funcionarios por presunto daño patrimonial.

En su momento, agregó que “generaron el daño patrimonial al omitir o efectuar acciones que incumplieron con lo establecido en la normatividad vigente, que regula la actuación de los funcionarios públicos”.

La SFP informó que el Fonatur continuó con las demandas, por lo que de 2014 al 3 de febrero de 2016 realizó otros nueve procedimientos, en los cuales estuvieron involucrados 15 funcionarios.

Con el número de expediente R034/2015, la Función Pública señaló que en ese caso los cargos fueron por omitir la supervisión del término de los trabajos en el contrato HUDO-9060/13-O-01 en la fecha estipulada y no verificar que los trabajos estuvieran de acuerdo con el contrato.

Añadió que no se inspeccionó el avance físico de ciertas obras, además de omitir los volúmenes de trabajo ejecutado y los estados financieros. Ante esos agravios, el día 18 de octubre de 2013 la ejecución de la obra debió presentar un avance de 28.51 por ciento; sin embargo, los trabajos solo reflejaban un avance de 6.94 por ciento.

La SFP señaló que de esa forma se “incumplió lo dispuesto en el primer párrafo de la cláusula décima —responsabilidad del contratista— y privó a la constructora de obtener recursos económicos presupuestados”.

Asimismo, la dependencia indicó que en el contrato HUDT- 9647/13-O-01 el servidor público Hernán Cepeda Castro, adscrito a Fonatur Constructora, omitió supervisar que la terminación de los trabajos se hiciera en la fecha estipulada, además de no verificar que estuviera de acuerdo con el programa.

Señaló que igualmente el funcionario no evaluó el avance físico y financiero contra lo que se tenía programado en el papel.

La SFP detalló que los trabajos ejecutados hasta el 9 de octubre de 2013 debían presentar un avance de 38.40 por ciento, pero en realidad era de solo 5.29 por ciento.

Una acción que ha realizado el fondo, ante su crisis financiera, es ofrecer terrenos como pago a los acreedores que les deba más de 700 mil pesos. La dependencia no especificó cuáles espacios está dando, aunque tiene terrenos en 10 destinos atractivos, entre ellos Cancún y Marina Cozumel, Quintana Roo; Los Cabos y Loreto, Baja California Sur, y Huatulco y Puerto Escondido, Oaxaca. Asimismo, tiene espacios en Guerrero, Nayarit y Estado de México.

La dependencia indicó que con las empresas que se tengan pasivos menores a esa cifra se buscará pagar en efectivo, para “disminuir la posibilidad de bloqueo de cuentas de la filial, por obligaciones exigibles vía judicial”.

“Fonatur Constructora enfrenta una falta de liquidez, provocada por hechos suscitados en ejercicios fiscales anteriores, que culminaron en un pasivo sin previsión ni provisión, desproporcionado y fuera de una sana o al menos equilibrada correlación entre ingresos-egresos, que la colocan en un escenario de vulnerabilidad ante la exigencia de la liquidación pronta de dichos adeudos”, indicó.

A raíz de la crisis financiera internacional de 2009 y la adquisición de créditos de la banca comercial y de desarrollo, la deuda del Fonatur llegó a 4 mil millones de pesos en 2012, monto equivalente al doble de su presupuesto. Ante esa situación se inició una reestructuración de pasivos, por lo que han disminuido, aunque aún se encuentran en niveles altos.