“Esa desesperación de no escuchar por 15 segundos la dejaron fuera de la ley”

Clara Luz Álvarez llevó al auditorio al desconcierto luego de simular fallas en el audio para ejemplificar una discapacidad.
La abogada.
La abogada. (Nelly Salas)

México

Al llegar el turno de las organizaciones civiles y especialistas internacionales en el ultimo día de los Foros de Telecomunicaciones organizado en la Cámara de Senadores, correspondió exponer a Clara Luz Álvarez con la representación de la ONG Observatel, quien al subir provocó por su bien vestir y estilizada figura, que las miradas de los presentes se dirigieran de inmediato hacia ella. Una vez frente al público saludó de manera cordial a los legisladores agradeciendo la oportunidad de contribuir en la elaboración de la Ley Secundaria de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y de pronto su voz dejó de escucharse, algunos legisladores comenzaron a hacer señas, pero ella seguía hablando y gesticulando sin, al parecer, percatarse que no se escuchaba; en el salón se escucharon algunos gritos y silbidos: "no se oye", se quejaron; "no hay audio", gritaban camarógrafos; mientras algunos reporteros se dedicaron a hacerle señales indicándole que no se oía; pero ella no hizo caso, simplemente continuó gesticulando y moviendo las manos ante el descontrol de quienes queríamos escuchar su ponencia, incluidos los senadores; luego hizo una pausa y recorrió el salón con una mirada: "Bueno —dijo—, eso que ustedes acaban de vivir por 15 segundos, con esa desesperación con la que dijeron no sale el audio, eso es lo que viven 24 horas al día, 365 días al año las personas con discapacidad auditiva —y agregó—, ¿por qué?, porque no hay medidas en la ley que exijan que las telecomunicaciones sean accesibles para personas con discapacidad, esto es una realidad".

Una vez dicho esto, con voz clara, se dirigió a los legisladores y aseguró que "esta iniciativa es una burla en cuanto a la accesibilidad para esas personas a los medios de comunicación —y con mayor énfasis comentó—, pretendieron que con tres renglones de esta iniciativa bastante mal redactada, diciendo que algún día..., cuando el Instituto Federal de Telecomunicaciones impusiera los términos, habría subtitulaje en los programas de televisión, ¡al menos en los programas noticiosos!"

La abogada subió el tono de su voz, y dijo a los senadores: "¡En estos momentos, México está violando los derechos de las personas con discapacidad, ese es el primer punto, y debemos ser conscientes de que probablemente esta honorable cámara no haga nada al respecto!, pero quiero decirles que al menos 10 por ciento de la población, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, tiene alguna discapacidad".

Segundos después retomó su habitual amabilidad y voz armoniosa, para presentar sus propuestas al problema, advirtiendo a los legisladores que solo se verían en la ley si hay voluntad política para ello.

Entre las propuestas expuestas por quien también fuera comisionada de la extinta Cofetel se encuentra que en la legislación secundaria se prevenga el incluir al menos el subtitulaje y/o intérprete en lenguaje de señas en todos los contenidos, iniciando con los noticieros y con un calendario de implementación para que el Ifetel lo desarrolle y verifique su cumplimiento.

Además, debe preverse en la ley de telecomunicaciones que los servicios de emergencia puedan recibir mensajes de texto para que personas con discapacidad auditiva puedan acceder a ellos, e incluir que sus sitios web sean accesibles, además de que los teléfonos públicos y casetas de acceso a internet estén a cierta altura, con control de volumen, para aquellas personas que usan sillas de ruedas o son de baja estatura.