Impulsar el desarrollo de la región, compromiso de Peña

En los últimos tres años el índice de miseria se estancó en el país y el resto de América Latina, dice Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo económico para AL de la ONU.
La secretaria ejecutiva de la Cepal y el jefe del Ejecutivo, en Los Pinos.
La secretaria ejecutiva de la Cepal y el jefe del Ejecutivo, en Los Pinos. (Javier Ríos)

México

El mundo vive un “cambio de época” en medio de un estancamiento económico, por lo que América Latina necesita realizar cambios estructurales para reducir la creciente desigualdad que la aqueja, aseguró Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Asistimos con asombro al aumento histórico de la desigualdad global. Hoy 62 personas concentran la riqueza equivalente a 3 mil 500 millones de hombres y mujeres, la mitad de la población mundial”, advirtió en la inauguración del 36 periodo de sesiones de la Cepal, en compañía del presidente Enrique Peña Nieto.

En entrevista para MILENIO, Bárcena reconoció que el gobierno mexicano está plenamente comprometido con la reducción de la pobreza, y como prueba de ello “es que el único rubro del gasto público que no está siendo ajustado (con los recortes presupuestales) es justamente el de los programas sociales”.

Sin embargo, admitió que la disminución de la pobreza se estancó en los últimos años en México y el resto de la región, “sobre todo en los últimos tres años con el avance de la desaceleración económica.

“No solo el gobierno mexicano enfrenta el reto de disminuir la pobreza, sino la sociedad en su conjunto, y deben colaborar tanto el sector privado como el público”, señaló.

En su discurso, Bárcena indicó que es necesario fortalecer la gobernanza global y representación de países en vías de desarrollo, con el objetivo de combatir la evasión fiscal, que representa un daño en la región de 6.3 por ciento de su PIB, lo que asciende a 320 mil millones de dólares.

Además, recordó el peligro inminente del cambio climático, ya que abril fue el más caluroso en el hemisferio norte desde 1880. Este fenómeno le ha costado al planeta la reducción del hielo ártico en al menos 2 millones de kilómetros cuadrados, “aproximadamente la extensión de México”.

Alertó que “el desafío de su inicial implementación enfrenta un escenario restrictivo en lo económico, urgente en lo ambiental, de estancamiento en lo social y complejo en lo político. Proponemos un cambio estructural progresivo, como concepto ordenador”, agregó en su discurso.

Subrayó la importancia de implementar políticamente la agenda Horizontes 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 objetivos, el cual fue aprobado por la ONU en septiembre del año pasado.

“Esta no es una propuesta técnica, es ante todo una tarea política. Los profundos desequilibrios económicos, sociales y ambientales han motivado la búsqueda de respuestas por parte de la comunidad internacional, a través de esfuerzos que han madurado por más de dos decenios”, señaló.

Asimismo, aseguró que México ha jugado un papel fundamental en el proceso de negociación de dicha agenda, y que tiene confianza en que el gobierno mexicano le dará seguimiento.

“Se trata de una agenda universal, con propuestas civilizatorias que reconocen la igualdad y la sostenibilidad ambiental como los principios rectores en los que se debe basar una nueva batería de estrategias y políticas colectivas tanto globales como regionales y nacionales”, indicó.

Bárcena enfatizó que la integración y coordinación involucra a todos los actores políticos y económicos para enfrentar la crisis humanitaria que enfrentan más de 125 millones de personas y 60 millones de migrantes, además de cuidar el medio ambiente.

DESARROLLO SOSTENIBLE

El presidente Enrique Peña Nieto inauguró ayer los trabajos del trigésimo sexto periodo de sesiones de la Cepal, y ahí se comprometió a que México seguirá impulsando el desarrollo sostenible en la región.

En un acto realizado en el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario señaló que “la participación de la sociedad, la consistencia entre políticas públicas, un enfoque de derechos, un compromiso con la certidumbre para generar valor y una visión sostenible del desarrollo son elementos esenciales para lograr el desarrollo con igualdad que promueve la Cepal”.

Sostuvo que “de cara al futuro, tengan la certeza de que mi país seguirá trabajando en favor del desarrollo sostenible de nuestra región; en todos los foros y mecanismos de diálogo continuaremos siendo un factor de encuentro, unidad e integración para América Latina y el Caribe”.

En el acto, donde se proyectó un mensaje con un saludo del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el titular del Ejecutivo destaco cinco “lecciones aprendidas” por su gobierno para el desarrollo sostenible a través de las reformas estructurales.

Dijo que el diseño y aplicación de las políticas públicas se enriquecen con la participación de la sociedad, que debe haber consistencia y complementariedad entre las reformas y las políticas públicas, que la agenda pública debe tener un enfoque de derechos, propiciar un ambiente de certidumbre y transparencia para impulsar las inversiones y que los gobiernos deben adoptar medidas decididas para preservar los recursos naturales y preservar el ambiente.