Se desacelera sector industrial de NL, reporta Caintra

Entre los factores que afectaron el desempeño de las empresas en el mes de febrero, se encuentran una mayor carga fiscal y la debilidad económica.

Monterrey

Los industriales de Nuevo León siguen preocupados porque la actividad económica en México no da señales de reactivación, además, por una mayor carga fiscal, tanto ésta como la debilidad económica fueron factores que señalaron como los principales obstáculos que afectaron el desempeño de sus empresas durante febrero.

De acuerdo con la encuesta industrial de expectativas económicas elaborado por la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), durante el mes de febrero se confirmó el periodo de desaceleración que enfrenta el sector en los rubros más relevantes para la industria local.

Por ejemplo, por cuarto mes consecutivo se reportó una baja en los niveles de contratación de trabajadores, al ubicarse el índice en 47.2 unidades, por debajo de los 50 puntos que es el estándar máximo que indica cuando las empresas están haciendo nuevas contrataciones.

Caintra analiza ocho rubros para medir el entorno de negocios, entre los aspectos que toma en cuenta son: nuevos pedidos, volumen físico de producción, número de trabajadores, inventarios, exportaciones, precio de sus productos, costo de las materias primas y capacidad utilizada.

Para el mes de febrero de este año, la capacidad utilizada se colocó en 45.8 puntos y fue la segunda más baja, dado que en diciembre de 2013 ésta se ubicó 44.12 unidades.

En el rubro de volumen físico de producción registró un considerable descenso, ubicándose en los 46.8 puntos, confirmándose así, la desaceleración económica en febrero.

Para Caintra, los efectos de la reforma fiscal a través de mayores precios continúan manifestándose. El indicador de precio de las materias primas se ubica en los 58.5 puntos.

La encuesta aplicada por la agrupación empresarial incluyó como factores que obstaculizaron el desempeño de las compañías lo siguiente: una actividad económica débil, una menor demanda externa, inseguridad, escasez de personal capacitado y la carga fiscal federal.

De estos cinco puntos, un 57 por ciento de las empresas señaló a la debilidad económica como un obstáculo, después una menor demanda con el 29.5 por ciento, la inseguridad con el 21.9 por ciento, escasez de personal capacitado con el 16.2 por ciento y la carga fiscal federal con el 35.2 por ciento.

En el punto de carga fiscal federal, el porcentaje de directivos que señalaron este aspecto como obstáculo fue menor en relación al mes de enero que contestó en ese entonces un 45.5 por ciento.

Pese a lo anterior los industriales contestaron a la pregunta si realizaron alguna inversión en maquinaria, equipo o construcción, un 35 por ciento dijo que sí, siendo el mayor porcentaje de los últimos cuatro meses.

La encuesta realizada del 10 al 24 de febrero de este año fue aplicada a 105 empresas por correo electrónico y dirigida a los altos directivos de las compañías.