Se democratiza el uso de internet

Nuestro país podría alcanzar una tasa de penetración de hasta de 90 por ciento y han tomado relevancia las actividades productivas.
Los segmentos socieconómicos bajos tienen cada vez un mayor acceso a internet, lo que aumenta su productividad.
Los segmentos socieconómicos bajos tienen cada vez un mayor acceso a internet, lo que aumenta su productividad. (Shutterstock)

México podría alcanzar una tasa de penetración de internet de hasta 90 por ciento, ya que año con año hay un crecimiento consistente en el aumento de los usuarios con acceso a este servicio; sin embargo, es complicado saber cuántos años nos podría tomar, explicó Mónica Casal, country manager de Elogia.

El estudio indica que 46 por ciento de los internautas está en un perfil socio económico de C/C-/D+, lo que habla de una mayor democratización del internet en México.

Entre las principales barreras que ven los usuarios está una conexión muy lenta en algunas zonas o un poco oferta por parte de los operadores, con 47 por ciento. Mientras que 31 por ciento refiere los costos elevados como una de las principales barreras.

“Otros alegan que sus dispositivos son antiguos y no soportan. Ahora internet se está democratizando, al principio fue adoptado por personas que tenían más posibilidades de tener un smartphone, pero ahora es mucho más fácil el acceso”, explicó.

“El 7 por ciento de los usuarios indica que sus dispositivos son antiguos y no soportan el acceso a internet. Pese a esto vemos que gracias al incremento por las opciones en smartphones más gente se puede conectar”, añadió.

De acuerdo con el último estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México, que encargó la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), hay una penetración de 65 millones de internautas, que equivale a 59 por ciento de la población.

“No prevemos que la tasa comience a decrecer; nos basamos en la penetración de otros países como Chile, Argentina o Costa Rica, donde la penetración alcanza entre 75 y 80 por ciento. México tiene la mayor población internauta de habla hispana después de Brasil, pero en porcentaje estamos a la par de Colombia o Venezuela; sin embargo, México seguirá con la tendencia de crecimiento”, comentó Casal.

La country manager de Elogia, que elaboró el estudio, dijo que la adopción de la tecnología es paulatina, y aunque la valoración que se hace con el estudio no es mala, todavía queda mucho camino por recorrer y la principal barrera que percibe es la de los diferentes perfiles sociales.

Trabajo y placer

Mónica Casal comentó que México es un país muy sociable, por lo que no sorprende el uso de las redes sociales sea uno de los principales usos de Internet; sin embargo, destacó que el uso de internet se está enfocando en actividades productivas.

“Si dejamos ese marcador de lado, podemos ver una fusión entre usos personales y profesionales. Observamos que el segundo uso más importante, el de enviar y recibir correos electrónicos, puede ser utilizado con los dos fines, lo mismo para las videollamadas. Hay temas claramente de ocio, pero en estos casos hay una fina línea donde comienza a mezclarse el plano laboral con el personal”.

Además, el estudio hace una proyección en el uso de internet en el próximo año, y los dos primeros lugares son hacer cursos en línea, con 37 por ciento de la intención, y comparar en línea, con el 33 por ciento, lo que muestra un interés mayor en actividades productivas, aunque la country manager aclaró que muchas veces esto queda solo como un propósito de año nuevo.

Respecto al comercio electrónico también detectan un crecimiento. “Esto es un punto muy importante ya que esto es un tema de oferta y demanda. Lo cierto es que hay un tema de seguridad y de penetración de tarjeta de crédito, pero el mexicano quiere comprar en línea y está preparado; sin embargo, es necesaria una mayor solidez en la oferta de los retailers y los jugadores, aunque año con año se ha visto una consolidación”, puntualizó.  

46%

de los internautas mexicanos se encuentra dentro el segmento socieconómico C/C-/D+.

37%

de los usuarios de internet en el país tiene la intención de tomar un curso en línea, y 33% espera realizar compras.