Recorte al gasto y mayor recaudación reducen déficit presupuestal

El déficit presupuestario se ubicó en 70 mil 91 mdp durante los primeros dos meses del año, cifra menor a los 148 mil 697 mdp reportados en el mismo periodo del año pasado.
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció el recorte al gasto público.
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció el recorte al gasto público. (Especial)

Ciudad de México

Durante los dos primeros meses del año la Secretaría de Hacienda logró disminuir el déficit presupuestal a través del recorte al gasto público, el cual impactó programas sociales, así como a una mayor recaudación de ingresos petroleros y de impuestos, según el Informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública.

El déficit presupuestario se ubicó en 70 mil 91 millones de pesos en el acumulado de los primeros dos meses del año, lo que representó una contracción con respecto a los 148 mil 697 millones de pesos, reportados en el mismo periodo del año pasado.

Esta reducción  se debió a que el gasto neto disminuyó 9.8 por ciento anual en los dos primeros meses, con una disminución de 5.9 por ciento real en “los subsidios, transferencias y aportaciones corrientes, con los que se apoya la ejecución de los programas sociales”.

Hacienda señaló que también se redujo el gasto corriente 5.6 por ciento anual en el mismo periodo, con una disminución de 15.6 por ciento en gastos de operación –que incluye salarios de funcionarios–.

En tanto, las pensiones y jubilaciones apenas alcanzaron un crecimiento de 0.5 por ciento real, mientras que el costo financiero de la deuda repuntó 9.4 por ciento.

La reducción del déficit también se explicó por el incremento de 10 por ciento en los ingresos petroleros que se ubicaron en 121 mil 935 millones de pesos en los dos primeros dos meses del año, a pesar de la caída de los precios del petróleo que se experimentó al inicio de este año.

Hacienda señaló que el repunte se explica por factores temporales de cobranza y el aumento en el tipo de cambio, pero aclararon que esperan una disminución en este componente en los siguientes meses por la reciente caída en el precio del crudo.

Además, los ingresos tributarios repuntaron 3.3 por ciento anual en el periodo enero-febrero, principalmente por un incremento en la recaudación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 9.7 por ciento anual en el mismo periodo.

Esta mayor recaudación de ISR logró contrarrestar una reducción de 11.3 por ciento en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) –gravamen que experimentó un aumento sustancial el año pasado después de la eliminación del subsidio a la gasolina– así como una menor captación de IVA, el cual se contrajo 0.5 por ciento anual en los dos primeros meses del año.