Ventas de petróleo caen 46% en febrero

La caída en las ventas petroleras hicieron que México registrara un déficit en la balanza comercial de 725 mil mdd, que se compara con el superávit de 592 mil mdd reportado en febrero de 2015.
Las exportaciones mexicanas han perdido dinamismo.
Las exportaciones mexicanas han perdido dinamismo. (Jorge Carballo)

Ciudad de México

México registró un déficit en la balanza comercial de 725 mil millones de dólares, que se compara con el superávit de 592 mil millones de dólares reportado en el segundo mes de 2015.

Este aumento del déficit –es decir que se importaron más bienes de los que se exportaron- se debió principalmente a un nuevo desplome de las ventas petroleras de casi 46 por ciento en el segundo mes del año, y de casi 55 por ciento en el caso de las extractivas que incluye minería.

Se continúa observando una débil demanda a nivel mundial de productos mexicanos. Y las exportaciones dirigidas al resto del mundo retrocedieron poco más de 12 por ciento anual en el segundo mes del año.

En tanto, las exportaciones no petroleras a Estados Unidos se recuperaron a un 4 por ciento anual en febrero pasado, después de haber caído casi tres por ciento en el primer mes del año.

Asimismo, las exportaciones manufactureras continuaron mostrando una tendencia de desaceleración al reportar una disminución mensual de 1.46 por ciento, con una reducción de dos por ciento en el segmento automotriz, y de poco más de 1 por ciento en las no automotrices.

A tasa anual, las manufacturas crecieron solamente 0.9 por ciento en febrero pasado, con las automotrices alcanzando un crecimiento de 7.8 por ciento –ya lejos del doble dígito reportado en varios periodos del año pasado–, mientras que las no automotrices registraron una caída de 2.6 por ciento con respecto año pasado.

En términos generales, se registró una caída de 2.3 por ciento anual en los envíos al exterior, mientras que las importaciones crecieron 2.2 por ciento.

A pesar de un aumento anual de las importaciones, este indicador retrocedió 1.3 por ciento con respecto a enero, con una caída de 0.6 por ciento en las importaciones no petroleras y 11 por ciento en las petroleras.