Cydsa resiente costos energéticos; cae 21.2% su utilidad de operación

Al dar a conocer el reporte financiero al segundo trimestre del año, la compañía enfrentó el incremento de los precios de gas natural y energía los cuales mermaron sus resultados.

Monterrey

Cydsa resintió el alza en los precios de los energéticos, principalmente de energía eléctrica, al impactar éstos en los costos de operación y en los márgenes de utilidad de la empresa.

La compañía que dirige Tomás González Sada, reportó al segundo trimestre del año una utilidad de operación (UAFIR) de 402 millones de pesos, lo que significa una caída de 21.2 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

En términos de dólares, el UAFIRDA del primer semestre del 2014 sumó un equivalente a 40.9 millones, mostrando una baja de 13 por ciento, contra la cifra reportada en el mismo lapso del 2013 que fue de 47.0 millones de dólares.

En tanto, la utilidad bruta acumulada a junio de 2014 registró 939 millones, representando una disminución de 48 millones, es decir, una reducción de 5.1 por ciento en relación a lo obtenido en el mismo periodo del 2013.

No obstante, la compañía informó que a pesar de mantenerse la contracción en la economía mexicana, las ventas netas consolidadas de Cydsa durante el primer semestre del 2014 registraron un crecimiento de 3.1 por ciento contra las del mismo periodo del 2013, al obtener unos dos mil 694 millones de pesos.

De acuerdo al reporte financiero de la compañía, en el primer semestre de este año las ventas en el mercado doméstico fueron por dos mil 501 millones de pesos, lo que significa un avance de 2.5 por ciento con respecto al mismo periodo del 2013.

Cydsa informó los proyectos de inversión que están en marcha y que fueron aprobados en la pasada asamblea general ordinaria por el Consejo de Administración, los cuales son parte medular de la nueva estrategia de desarrollo con crecimiento para la compañía, dirigida a mejorar la competitividad y el crecimiento de los negocios que participan en las industrias relativas a la sal y a otros productos de cloro-sosa cáustica, la cual incluye varios proyectos por un monto de 388 millones de dólares.

Por ejemplo, el rediseño y renovación del proceso de fabricación de sal evaporada para aumentar la capacidad productiva nominal de 400 mil a 570 mil toneladas anuales acaba de concluir en junio pasado.

El desarrollo de una nueva zona para perforar y extraer salmuera; y perforación de tres pozos con potencial de utilizarse posteriormente para almacenamiento de hidrocarburos lleva un avance del 75 por ciento, por lo que se estima estará listo en el primer trimestre del 2015.

La construcción de la planta II de cogeneración de energía eléctrica y vapor, a partir de gas natural, en Coatzacoalcos está en proceso y será concluida en el tercer trimestre del 2015.

De igual forma, la instalación de una planta productiva con tecnología de punta para fabricar 60 mil ECUs de cloro, sosa cáustica y especialidades químicas, ubicada en García, Nuevo León, va a un 50 por ciento de avance y estará lista en el tercer trimestre del próximo año.