• Regístrate
Estás leyendo: Cuidando la naturaleza
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 09:53 Hoy

Cuidando la naturaleza

Karen vive en Mérida desde hace 16 años y está preocupada por la falta de conciencia de algunas personas frente a la contaminación que amenaza a los cenotes de Yucatán.
Publicidad
Publicidad

“En la ciudad de Mérida no hay drenaje, se utiliza el sistema de fosas sépticas, que provoca filtraciones de residuos y contamina el subsuelo o bien, llega un punto en que se llena tanto la fosa, que necesita desazolvarse. El problema con el desazolve es que a veces lo tiran en las plantas de tratamiento o al mar, causando mucho daño”, asegura Karen Maya Godínez, quien al lado de su familia, administra la empresa EkoClean.

“Lo anterior amenaza al medio ambiente y a una de las maravillas que tiene Yucatán, sus cenotes”,

EkoClean, elabora un producto a base de enzimas y bacterias que degrada las grasas y la materia orgánica en el tratamiento de aguas residuales, logrando que los desechos acumulados en las fosas sépticas, trampas de grasas, pozos, lagunas y plantas de tratamientos tengan menos agentes contaminantes y el agua que se filtra sea más limpia.

TE RECOMENDAMOS: La frazada cuenta cuentos

Así también, asegura Karen, evita taponamientos, desazolves, malos olores y la presencia de insectos como moscas o cucarachas.

“Este degradante de grasas se utiliza en hogares, industrias, hoteles y es ideal para restaurantes”, comenta Karen.

Se recomienda usarlo una vez al mes, no es tóxico, se puede tocar sin ningún riesgo y reduce costos, pues evita el desazolve y la limpieza de trampas de grasa, por ejemplo.

Los productos son hechos a base de bacterias que permiten la degradación de grasas, aceites, proteínas, hidratos de carbono, etcétera.

"Son capaces de efectuar la degradación acelerada de compuestos orgánicos, tales como grasa, aceites,proteínas, materia fecal, orina, almidones, azúcares, celulosas, etcétera, y reducir las descargas a simples moléculas de agua, oxígeno o bióxido de carbono. Logrando así que los desechos acumulados en las fosas sépticas, trampas de grasas, pozos, lagunas y plantas de tratamiento contengan menos agentes contaminantes y el agua que se filtra al subsuelo sea más limpia. Evita los taponamientos, desazolves, malos olores e insectos como moscas y cucarachas".

Fue el padre de Karen quien comenzó investigando qué producto utilizar para limpiar la fosa séptica de su hogar y al consultar con el tío de Karen, quien es químico bacteriológico, empezaron a probar posibilidades diversas, hasta llegar a la fórmula que hoy distribuyen.

La empresa tiene ya cuatro años, “el proceso ha sido lento” reconoce Karen, pues hay que convencer a las personas que aún no tienen conciencia por cuidar el medio ambiente, afortunadamente ya hay normas que están ayudando.

EkoClean empezó enfocado en Yucatán pero ya está vendiendo, a través de su página en línea, a varios estados del país y en algunos lugares de Sudamérica, a través de distribuidores. Por ahora, están en el trámite del código de barras para poder entrar a tiendas de autoservicio.

Karen comenta que recibieron apoyo de la Universidad Tecnológica Metropolitana en el programa de incubadora NEOS. Así como del Hub del IYEM para registro de imagen, cambio de marca e invitaciones a expos. El año pasado EkoClean participó en el Cleantech Challenge y quedaron entre las 40 empresas verdes más importantes del país; asimismo obtuvieron el segundo lugar del Premio City Express, que les dio la oportunidad de convertirse en proveedores; y fueron de los 20 finalistas del premio Dow a la sustentabilidad en la Cadena de Valor.

Para Karen el mundo puede ser el mejor lugar para vivir, si todos tomamos conciencia por cuidar el medio ambiente.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.