El costo de la F1 en México

Después de 23 años, el Gran Premio de México volvió al país y, además de ganancias millonarias, la CDMX recuperó su proyección mundial.
Los hoteles más cercanos al Autódromo aprovecharon para aumentar los precios de las habitaciones hasta 9.4 veces más.
Los hoteles más cercanos al Autódromo aprovecharon para aumentar los precios de las habitaciones hasta 9.4 veces más. (Foto: Cortesía MEXICOGP)

México recibió en 2015 a la máxima categoría del au­tomovilismo, la Fórmula 1 (F1). Si bien se tardó 23 años en regresar al Autó­dromo de los Hermanos Rodríguez, alcanzó altas velocidades en la pista y en la economía del país.

La F1 detonó una derrama económica de 12,761 millones de pesos (mdp).

 Este 2016, la Corporación Interamerica­na de Entretenimiento (CIE) estima una inver­sión aproximado de 600 mdp para repetir el evento, que llevará el nombre “La F1 está en México” y se realizará del 28 al 30 de octubre. El año pasado, la F1 representó 16% de las ventas totales del grupo, dijo Rodrigo Sán­chez, director de mercadotecnia y Relaciones Públicas de F1.

El contrato entre F1 y CIE es por cinco años y se espera que en total se genere una derrama de 2,000 mdd.

 Tras el éxito en 2015, CIE recibió el premio “Mejor promotor del año”, de parte de la Fe­deración Internacional del Automovilismo (FIA) y esperan que este año se superen para seguir siendo sede. Está abierta la posibilidad de que al acabar el contrato se renueve y México sea sede por más tiempo.

“El Gran Premio de México apoyó a la economía nacional con 3,944 mdp, a su vez aportó con 4,705 millones en cobertura me­diática y con 4,112 millones de empleos para la remodelación del Autódromo, que al su­marse dieron como resultado 12,761 mdp. Además, durante la semana del evento se crearon 13,500 millones de empleos directos e indirectos”, dijo Sánchez.

A la primera edición asistieron 336,174 afi­cionados que gastaron unos 2,000 dólares, sin contar el costo del boleto. El resultado es casi 3,000 mdd en ventas por conceptos de comida, bebida y souvenirs.

Este año incrementarán los precios de los boletos unos 500 pesos, explicó Sánchez, y añade que se modificaron algunas áreas para ofrecer una mejor experiencia, según el re­sultado de las encuestas que realizaron. “Agregamos perfiles para etiquetar cada grada y así decir: si eres un amante de la velocidad y lo que quieres ver son los autos a todo lo que dan, estas son las gradas que te permitirán esa experiencia y vista”, concluye. El costo del boleto para el 2016 va de los 1,500 pesos hasta los 18,750 pesos.

Velocidad y turismo

La marca México también se benefició de la F1 y se convirtió en la segunda marca con mayor presencia en la televisión exhibida en la pista en todo el campeonato, lo que traduce en 767 mdp en exposición mediática.

En el sector turístico hubo una derrama de más de 616 mdp, según datos de Secretaría de Turismo (Sectur) y CIE, por ingresos de hospedaje. De estos, 321 mdp provinieron de la ocupación de 284,330 cuartos de hotel, y 295 mdp de las actividades turísticas. La ocu­pación hotelera en la Ciudad de México es­tuvo a 100%, según la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México, no quedaron habi­taciones de hotel.

Algunos hoteles de cinco estrellas se mantuvieron con sus precios por habitación, durante el fin de semana del evento, pero los hoteles más cercanos al Autódromo aprove­charon para aumentarlos. Entre ellos están: el Grand Prix, que se ubica cruzando la calle del Autódromo Hermanos Rodríguez y que elevó el costo por habitación a 12,275 pesos, 9.4 veces más que el precio original de 1,300 pesos. Mini Suites Aeropuerto, que se en­cuentra a cinco minutos del recinto, incre­mentó el precio de 1,162 pesos a 6,704 pesos, y Riazor, a 15 minutos del recinto, elevó sus pre­cios de 1,552 pesos a 5,890 pesos por noche.

En la zona del aeropuerto ocurrió algo simi­lar, por ejemplo, el Hotel NH en la Terminal 2, subió su tarifa de 3,696 pesos a 5,818 pesos.

 “En el sector hotelero la demanda sube los precios, además hay que considerar que los ho­teles más cercanos al Autódromo son pocos, por lo que la oferta se redujo y disparó los precios”, dijo Rafael García, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles.