• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cuánto debe ganar el CEO?
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 03:28 Hoy

¿Cuánto debe ganar el CEO?

Los jefes de las empresas del FTSE 100 se enfrentan a una revuelta sobre sus sueldos.


Publicidad
Publicidad

El termómetro de sueldo a los altos ejecutivos se elevó hasta la zona roja ya que dos empresas del FTSE 100 sufrieron derrotas a manos de sus accionistas; 59% de los votos se emitieron en contra del paquete de pagos del director ejecutivo de BP, Bob Dudley, la mayor protesta contra los jefes del FTSE 100 desde la derrota de Sir Martin Sorrell de WPP hace cuatro años.

Después de esta votación, 53% de los inversores con derecho a voto rechazaron el pago para Olivier Bohuon, director ejecutivo de Smith & Nephew.

Desde 2012, cuando se obligó a un grupo de directores ejecutivos a renunciar en medio de una revuelta de accionistas, la tensión no había sido tan fuerte. Aunque las votaciones no son vinculantes, las protestas son señal de los problemas que otros van a enfrentar en el futuro.

Podría haber rebeliones similares en las reuniones anuales como la de Anglo American y la de Shire en abril; la de Reckitt Benckiser y Aviva en Mayo; y la de WPP en junio Paul Lee, director de gobierno corporativo de Aberdeen Asset Management, dijo: “Las empresas ven un aumento en los sueldos de los altos ejecutivos, y son más altos que los aumentos generales del personal. Ese es el problema”.

Stefan Stern, director de High Pay Centre, agregó: “Los inversores dicen que es suficiente, ya que algunos ejecutivos fueron demasiado lejos con los aumentos de sueldo”.

Institutional Shareholder Services (ISS), el grupo de asesoría que representa alrededor de 20% de los inversores en el mercado de valores del Reino Unido, recomienda votar en contra del pago del jefe ejecutivo de Anglo American, Mark Cutifani, y del director ejecutivo de Shire, Flemming Ornskov, después de rechazar la remuneración de Dudley a principios de este mes.

La consultoría Willis Towers Watson agrega el ISS y el Institutional Voting Information Service, la división de asesoría de accionistas de la Asociación de Inversiones del Reino Unido, emitió cinco veces más recomendaciones de votos en contra sobre los informes de remuneración este año.

Algunos de los grupos que esperan protestas dan buenos resultados. Las acciones de Reckitt aumentaron más de 20% el año pasado, con lo que supera el desempeño de la FTSE 100 por más de 23.5%. WPP, Aviva, Shire y Smith & Nephew también superaron el desempeño del índice.

Un director de gobierno corporativo de un gran inversor institucional de Reino Unido dice: “El problema no se debe a que la compañía tenga un mal desempeño. Simplemente es el tamaño de los paquetes de pago de algunos CEO. ¿Sir Martin Sorrell merece 70 millones de libras en WPP, Rakesh Kapoor 23 millones de libras en Reckitt o Bob Dudley 13 millones de libras en BP?”.

La ira por las grandes sumas se agravaron por los diferenciales tan amplios del pago entre los jefes y sus empleados. La relación promedio de pago entre el salario de un director ejecutivo del FTSE 100 y un trabajador promedio es de 150 veces en comparación con solamente 50 veces en la década de 1990.

Grupos como Aviva, Reckitt y Shire insisten en que cumplen con las promesas, que merecen las recompensas de pago. En WPP, algunos inversores consideran a Sir Martin como el mejor CEO en la industria de publicidad a nivel mundial, lo que justifica su paquete de pago.

Sin embargo, los defensores de los pagos dicen que el sistema va a perdurar, ya que no solo beneficia a los altos ejecutivos, sino a los inversores y consultores, quienes también ganan enormes sumas.

Stern dice: “Es como Murder in the Orient Express (Asesinato en el expreso oriente). Todos están a bordo. Me temo que será muy difícil lograr avances sobre el pago ya que demasiada gente se beneficia del sistema”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.