La crisis en vivienda frenó al país: expertos

Las consecuencias negativas del sector de la construcción comienzan a repercutir en el mercado laboral, pues en 2013 se contrató 83 mil personas menos.
Las vivienderas vivieron un año difícil, marcado por la crisis.
Las vivienderas vivieron un año difícil, marcado por la crisis. (René Soto)

México

En lo que va del año la industria de la vivienda se ha visto seriamente afectada por los aprietos de las grandes desarrolladoras públicas como Geo, Urbi y Homex, arrastrando consigo a otros sectores y por ende a la economía nacional, pues aunque las autoridades han  recalcado que no existe una crisis en el sector, el Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda señalan a la crisis en vivienda como uno de los factores que explican el pobre crecimiento del país.

Con base en reportes anuales de las tres grandes empresas públicas de vivienda, se observa que en 2012 estas mismas compañías escrituraron 130 mil 19 casas; sin embargo, expertos apuntan que en 2013 solo venderán alrededor de 20 por ciento de lo logrado un año antes.

Tomando como referencia a Homex, la única constructora de vivienda que ha presentado reportes financieros a la Bolsa Mexicana de Valores, se observa que de enero a septiembre solo ha escriturado 6 mil 222 viviendas contra las 32 mil 438 del mismo periodo de 2012, es decir, 80 por ciento menos. 

El Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, señala que la caída en inversión aunada a los severos problemas financieros que enfrentan algunas constructoras de vivienda dificultan la recuperación del sector en el corto plazo.

Por lo anterior las consecuencias negativas del sector de la construcción comienzan a repercutir en el mercado laboral y, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, el número de trabajadores asegurados en el sector de la construcción disminuyó en más de 16 mil personas en septiembre de este año respecto al mismo mes de 2012.

El CIEN destaca que al analizar los datos del tercer trimestre de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi, se incrementó el número de personas ocupadas en el sector de la construcción disminuyó en casi 83 mil trabajadores en comparación con el año anterior.

El empleo que generaron Geo, Urbi y Homex en 2012 se ubicó en 22 mil 160 trabajadores, pero se estima que al tercer trimestre éstas firmas redujeron su plantilla 60 por ciento.

Tan solo en el caso de Homex, de las 9 mil 290 plazas que tenía, en el periodo de julio-septiembre ha prescindido de 6 mil 068 empleados. 

El Banco de México sostuvo en una de sus minutas de noviembre que  la actividad económica del país no mostraba un fortalecimiento del consumo ni de la inversión, la cual muestra signos de debilidad, derivado de la fuerte contracción del sector de la construcción, particularmente el de la vivienda, y advirtió del riesgo de un deterioro más prolongado para la
construcción de casas.

Datos del Inegi muestran que en el tercer trimestre del año la inversión fija bruta mostró una variación negativa anual de 3.9 por ciento, donde las inversiones de origen público y las de origen privado cayeron 4.4 y 3.7 por ciento, respectivamente.

A septiembre, los gastos realizados en construcción registraron una reducción de 8.4 por ciento, derivado de una menor generación de
obras de edificación residencial, que comprende las viviendas unifamiliar y multifamiliar, la cual cayó 8.7 por ciento.

En un reciente estudio sobre el sector inmobiliario, BBVA-Bancomer explicó que las empresas que se dedican a la venta de insumos para la construcción como cemento, ladrillos y varillas son las que más han resentido el impacto de la falta de producción de Homex, Geo y Urbi, así como las deudas no saldadas.

Otra víctima de la mala situación del sector fue la banca privada, pues la calificadora Standard and Poor’s (S&P), estima que los bancos tendrán una pérdida crediticia de 30 por ciento en financiamientos por créditos que se le han otorgado a las empresas constructoras de vivienda y como consecuencia de ello el resto de las desarrolladoras se les cerró el financiamiento de la banca comercial hasta 70 por ciento en 2013.


Claves

El riesgo

-En julio pasado el problema fue inegable. Geo, Urbi y Homex confirmaron que se encuentraban bajo una grave crisis, pues las dos primeras anunciaron el incumplimiento de presentar informe del segundo trimestre a la BMV, y la última lo entregó, pero con resultados negativos.

-A principios de diciembre la Amafore detalló que los recursos invertidos por las Afore en el sector vivienda ascienden a 25 mil mdp y provienen de bonos emitidos por las empresas en crisis, algunos de los cuales han dejado de pagar intereses.

-Las Afore tienen invertido, en promedio, 3% de sus recursos en bonos emitidos por empresas del sector.