“Estamos en una crisis de la cultura de la legalidad”

Mediante el programa "Hagámoslo bien", la Coparmex a través del Consejo Cívico de NL ha capacitado a más de seis mil personas para combatir la corrupción e impunidad que se vive en el estado. 
Alberto Fernández, dirigente de Coparmex.
Alberto Fernández, dirigente de Coparmex. (Foto: Carlos Rangel)

Monterrey

Más de 6 mil personas han sido capacitadas en cultura de la legalidad por parte del programa "Hagámoslo Bien", que busca combatir la corrupción, ilegalidad e impunidad que se vive en el estado de Nuevo León.

"Es un esfuerzo de parte de todos, porque creemos que detrás de cada político hay un empresario o un ciudadano corrupto. [...] Nos falta muchísimo, estamos empezando este cambio. Estamos en una crisis de la cultura de la legalidad y este es un proyecto de largo plazo", comentó Alberto Fernández, dirigente de Coparmex.

Se trata de un programa que cumplirá un año el próximo mes de octubre y fue lanzado por el Consejo Cívico de Nuevo León y Coparmex, que se imparte por 130 facilitadores o bien a través de un curso virtual de manera gratuita.

"Estas 6 mil personas (que han recibido el curso) van a sus instituciones con su forma de pensar y es una forma de replicar en escala este esfuerzo de cultura de la legalidad. Que la gente se dé cuenta que somos partes del problema pero también de la solución", explicó Fernández.

Y es que señaló que la sociedad nuevoleonesa ha sufrido gravemente por casos de corrupción que han ocurrido últimamente en el estado, sin embargo, invitó a los ciudadanos a no quedarse con los brazos cruzados.

"No se vale ya decir "esa persona es corrupta". Se trata de no tener en mi casa música pirata, no puedo pagar una mordida al tránsito o pagar un permiso de construcción", expuso Fernández.

Señaló que se trató de un inicio valioso y que se ha tenido un avance extraordinario en materia de inculcar cultura de la legalidad en el estado.

Sin embargo, recordó que es imposible que sea un cambio que se lleve a cabo de un día para otro: podría tomar hasta 10 años.

Tanto el dirigente de Coparmex, como Fernando Maiz, presidente del Consejo Cívico de Nuevo León, señalaron que las acciones que están realizando a través de los cursos, la capacitación a los facilitadores y los eventos masivos que realizan para concientizar sobre problemáticas sociales permearán en la sociedad de diferentes maneras.

"Al ciudadano le llega el mensaje en la Iglesia, en la escuela, en la empresa donde trabaja y ahí hay proyectos de cultura de legalidad. Es la única forma en que creemos que podemos hacer un cambio. Es un cambio que va a tardar 10 años, pero si a una persona le llega de los diferentes sectores de la población podría ayudar mucho".

Y es que la corrupción que se vive en el estado ya ha ocasionado situaciones que afectan a la sociedad en general, específicamente aquella por parte de las autoridades, tales como el caso del derrame de hidrocarburos en el río San Juan en el municipio de Cadereyta por una supuesta toma clandestina.

"Cuando hay corrupción suceden muchas cosas terribles para una comunidad, aparte de los problemas de inseguridad pasan catástrofes en muchas áreas de la seguridad", comentó Fernández refiriéndose a tal situación.

"Estamos convencidos que los ciudadanos podemos contribuir al combate a la corrupción, la ilegalidad y la impunidad, mediante nuestro compromiso y convicción de respetar las normas y las leyes en nuestro día y día. Todos podemos hacer algo desde nuestras actividades diarias, respetando las normas y las leyes, capacitándonos y siendo portavoces con nuestros allegados a la cultura de la legalidad", puntualizó.