Aumentan 52% quejas por créditos de nómina

El organismo precisa también que las denuncias por préstamos personales subieron 30%; la cartera se ubica ya en 132 mil mdp.
Mario di Costanzo, titular de la institución.
Mario di Costanzo, titular de la institución. (Héctor Téllez)

México

Las reclamaciones de los clientes de créditos de nómina y personales se dispararon en el último año 52 y 29 por ciento, respectivamente, informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En los últimos años el uso de esos esquemas de financiamiento ha tomado mucha popularidad; no obstante, solo en los seis previos se reportaron 2 mil quejas por préstamos de nómina y otras mil 300 por créditos personales.

Las principales causas, explicó Mario di Costanzo, presidente de la Condusef, es por que el usuario tiene inconformidades con el saldo que le da su institución, variaciones en la tasa de interés o bien porque nunca lo contrató por su cuenta.

En los últimos cuatro años el saldo de los créditos personales de la banca registra un alza de más de 130 por ciento, al avanzar de 56 mil millones de pesos a 132 mil millones; en tanto, el de nómina pasó de 62 mil a 159 millones de pesos, un aumento de 156 por ciento.

Pese a los niveles de crecimiento mencionados, en el mercado persisten las altas tasas de interés, y es que una persona puede pagar más del doble del crédito solicitado si no compara y se acerca a una institución de las más caras, entre ellas las sociedades financieras de objeto múltiple.

Por ejemplo, un crédito de nómina de 60 mil pesos con la sofom Financiera Kronos tiene una tasa de interés de 65 por ciento, lo que significa que en un plazo de 36 meses el usuario habrá pagado un total de 153 mil pesos.

De acuerdo con cifras del organismo protector de usuarios de servicios financieros, el índice de morosidad de ambos productos ofrecidos por la banca se ubicó en 7.7 y 2.9 por ciento, respectivamente.

Pese a estas cifras, Di Costanzo aseguró que por el momento esos créditos al consumo no representan ningún riesgo de sobreendeudamiento para las familias, toda vez que los intermediarios financieros tienen la obligación de revisar el buró de crédito antes de aprobar un préstamo.

Por otro lado, el funcionario señaló que a nivel general las reclamaciones contra los bancos, por cualquier producto financiero, aumentaron 8 por ciento y llegaron durante los primeros seis meses del año a un total de 88 mil 400.

Como es habitual, la herramienta financiera que más quejas registra es la tarjeta de crédito, pues al cierre de junio pasado ascendieron a 42 mil, mientras que la tarjeta de débito conserva la segunda posición con 12 mil 600 reclamos.

Por ese conjunto de anomalías contra los usuarios, la Condusef ha impuesto varias multas que en conjunto sumaron 67 millones de pesos, monto superior en 11 por ciento respecto al de igual periodo del año pasado.

Ante esta mayor oferta de productos, la Condusef, a través de su Simulador de Crédito Personal y de Nómina, pone a disposición del público la posibilidad de comparar la alternativa que le esté haciendo alguna entidad financiera, verificar qué tan caro o barato resulta y decidir si la contrata o busca otra alternativa mejor.