¿Quién cobra menos interés en crédito hipotecario?

Los créditos hipotecarios son una de las opciones de financiamiento más frecuentes para adquirir una vivienda. Conoce los bancos que cobran la menor tasa de interés.
Se espera que la recuperación del sector vivienda ocurra entre 2014 y 2015.
Para contratar un crédito hipotecario considera tres puntos importantes. (Especial )

Ciudad de México

Cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), actualizadas hasta febrero de 2014, revelan que las tasas de interés por créditos hipotecarios que ofrecen las ocho principales instituciones bancarias del país van de 9.95 por ciento a 10.99 por ciento.

Para el crédito de un inmueble con valor de 1 millón de pesos, con enganche de 20 por ciento a pagar en 15 años, el instrumento Hipoteca SIN de Banamex es el que ofrece la menor tasa de interés inicial, con 9.95 por ciento. En contraste, el crédito hipotecario de Banco del Bajío tiene la tasa más alta con 10.99 por ciento.

La institución que ocupa el segundo lugar con menor tasa de interés es Scotiabank con su producto Pagos Oportunos, pues tiene una tasa de interés inicial de 10.0 por ciento. Le sigue HSBC con 10.30 por ciento, Santander con 10.45 por ciento, Banca Mifel y Banregio con 10.50 por ciento, e Inbursa con 10.90 por ciento.

Información a considerar para un crédito

La Condusef señala que es importante escoger la mejor tasa de interés del mercado, aunque advierte que esto no garantiza el mejor financiamiento, ya que sólo es un componente de éste.

Por ello, recomienda:

1.- Que cuando revises las opciones de créditos hipotecarios que hay en el mercado tomes en cuenta el monto de la comisión por apertura y si existen comisiones por pagos anticipados. 

2.- Considerar los tiempos de respuesta para la autorización de un crédito, el Costo Anual Total (CAT) y variables como enganche, gastos notariales, seguros, pago mensual y total, así como duración del crédito.

3.- Asimismo aconseja considerar el monto al que asciende la mensualidad exacta, pues si tu nivel de endeudamiento actual es mayor a 30 por ciento de tus ingresos y tus ahorros no alcanzan para cubrir enganche y gastos iniciales, es mejor no aceptar un crédito hipotecario.