"Se privilegia crédito al consumo, no a productividad"

Señala Mario Lozoya, vicepresidente de Canacintra en la región norte. Las más afectadas son las Mipymes, ya que se les dificulta cada vez más el acceso a programas de apoyo.
Mario Lozoya informó que Protección Civil ya no clausurará negocios en primera instancia.
Mario Lozoya exhortó al gobierno para que exista acceso real a herramientas crediticias. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Más que la productividad, el gobierno está privilegiando el crédito al consumo, lo que impacta de manera negativa al sector empresarial, dificultando el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).

Mario Lozoya Díaz Vélez, vicepresidente de Canacintra en la región norte, exhortó al gobierno para que exista acceso real a las herramientas crediticias, que fomenten la productividad y crecimiento del empleo y no únicamente se den facilidades al crédito hipotecario o automotriz.

"Si bien por un lado sí se va a incrementar la recaudación, que es el fin de la autoridad, muchos van a voltear a la informalidad y por ende, va a decrecer el número de contribuyentes", expuso con respecto a las reformas estructurales.

Es posible que aumente la informalidad, no el padrón de contribuyentes.

Dijo que las Mipymes no están preparadas en todos los esquemas que se impusieron, al considerarlos muy agresivos y que no se dio el tiempo necesario para realizar los cambios.

En cuanto a programas de apoyos para adquirir créditos, dijo que cada vez es más difícil el acceso para las Mipymes.

Los créditos son un tema difícil

Ejemplificó que instancias como la Secretaría de Economía abrieron convocatorias para apoyo a proyectos, pero que su publicación se dio también de forma acelerada, dejándoles poco margen para presentar sus propuestas, generando poca información para ello.

Señaló que los créditos siempre han sido un tema difícil para los empresarios por el tipo de garantía que piden los bancos, además que son muy caros en comparación con otros países, lo cual quita competitividad a las empresas nacionales.

Recientemente se dio la ratificación de la Reforma Financiera, con la que se aseguró que habrá mayor acceso a créditos para los empresarios, sin embargo expuso que los bancos no están obligados a darlos.

El gobierno como tal no es un órgano que se dedique a los préstamos.

Indicó que a pesar de los esfuerzos del gobierno federal, los bancos aún se ven renuentes, lo que aumenta la emisión de tarjetas de crédito y esquemas individuales, pero las empresas siguen sin tener acceso real a los créditos.

"Se le da más importancia al crédito al consumo que a la productividad, lo que genera problemas en solventar los créditos que adquirieron, esto puede derivar en otro esquema de condonaciones, en donde los únicos que ganaron fueron los bancos", aseveró Lozoya Díaz Vélez.