“En el crédito aún es inmedible el efecto de la reforma energética”

La nueva legislación se verá mermada en áreas que le daban brillo ante los ojos de inversionistas, como exploración y producción; ciertos planes ya no son tan rentables con el precio que presenta ...
“La banca debe ir con el ciclo económico y arriesgar.”
“La banca debe ir con el ciclo económico y arriesgar.” (Mónica González)

México

A pesar del panorama adverso que enfrenta el sector energético por la caída de los precios del petróleo y las dudas sobre diversos proyectos de inversión, Gerardo Salazar, director general de Banco Interacciones, dijo estar tranquilo, toda vez que la estrategia de crecimiento y presupuesto del grupo financiero no se basa en esa reforma estructural, debido a que aún no se refleja en demanda de crédito ni mucho menos en obras concretas.

Inclusive, para el banquero es todo lo contrario. De arranque, la reforma energética se verá mermada en ciertas áreas que eran precisamente las que le daban brillo ante los ojos de inversionistas, como exploración y producción de petróleo en aguas profundas, segmento que muy probablemente quede estancado, toda vez que ya no es tan rentable al precio que tiene ahora el barril de crudo.

Le apuestan a proyectos energéticos, ¿los bajos precios del petróleo son un problema para la estrategia de crecimiento que se planteó el banco?

Es interesante; nosotros no basamos nuestro presupuesto y crecimiento en la reforma energética; al contrario, ésta no ha dado un flujo directo sobre un proyecto que hoy demande crédito; sí ha traído consecuencias, como bajas en las tarifas eléctricas y demás cosas que sí son patentes y medibles, pero en mercados crediticios y de propuesta de proyectos aún no es medible su efecto. Ello habrá que analizarlo con prudencia en el mediano o largo plazos. Lo que se puede ver es que fuera de la reforma energética sí hay proyectos de ese tipo que ya vienen caminando, por eso nosotros estamos tranquilos.

¿Quiere decir que para ustedes y los inversionistas ha perdido brillo la reforma energética?

Lo que puede pasar en el mediano plazo, o antes, es que los proyectos que traiga la reforma energética para aguas someras sigan funcionando, de igual forma para pozos maduros, porque el precio, en función de los costos de producción que tienen estas dos partes, hace que el valor sea positivo. Pero el valor neto de los proyectos para extraer petróleo de aguas profundas es un tema distinto.

¿Ya no ven el mismo apetito por crédito para desarrollar proyectos energéticos como un año atrás?

No puedo aventurarme a decir que los proyectos en aguas profundas son negativos, pero seguramente lo son, porque los costos de producción son muchísimo más altos. Entonces, es claro que el atractivo de la reforma energética se limitará a aguas someras y explotación de pozos maduros, para dejar a un lado aguas profundas.

Pero todo lo anterior será solo de inicio, porque cualquiera que haga ese tipo de proyectos no se fija en el precio de hoy, se fija en un vector de precios en el tiempo, y seguramente como la industria es cíclica habrá participantes interesados. Creo que la reforma no pierde atractivo.

¿Qué tiene Interacciones por fuera de la reforma energética?

Tenemos 13 proyectos por 7 mil 400 millones de pesos en derrama crediticia. Tienen que ver con generación de energía, algunos visualizados de la mano con una empresa china que se llama Envision. Son de energía fotovoltaica y eólica; otros están enfocados en la repotencialización de terminales y centrales eléctricas, en los que con inversiones marginales se puede ampliar la capacidad de poner en manos del público mayor electricidad. Otros tantos son con productos de biomasa, hay uno muy importante que por cuestiones de secreto bancario no puedo revelar, pero es muy relevante para poder generar energía en la parte central del país por medio de desechos y productos en descomposición.

¿Cómo puede afectar el recorte al gasto a las ambiciones de Interacciones?

No afectará los planes de financiamiento que tenemos en los próximos años. Es una decisión que manda una señal positiva y que afirma que las autoridades están tomando con responsabilidad el asunto de las constantes caídas en el precio del petróleo. Aquí no financiamos gasto corriente, para eso habría que cambiar las leyes, y los recortes vienen hacia ese rubro. Aquí financiamos proyectos de infraestructura, y la gran mayoría ya está a escala estatal, entonces no vemos ningún impacto.

El pasado fue un año difícil para la economía, ¿qué observó en el desempeño general de la banca?

Vimos menos utilidades, más cartera vencida, y un ritmo de crecimiento más lento del crédito, aunque positivo.

Aun así, me atrevo a decir que sigue siendo una banca mexicana sólida, que constituye un negocio atractivo, pero que también llama mucho a la prudencia, porque así como hay épocas de vacas gordas también las hay de vacas flacas. No obstante, en el mismo 2014, en Interacciones vimos todo lo contrario, hubo una mejora, aunque marginal, en nuestra cartera vencida; vimos un aumento de utilidades en poco más de 17 por ciento, cosa que contrasta con el sector de manera general, y por último vimos una rentabilidad mayor al promedio de la banca mexicana.

¿Cuál fue el secreto de Interacciones para no seguir la tendencia de la banca?

Nuestro modelo de negocio tiende a ser cíclico, aunque parecería que al ser banco deberíamos comportarnos como el resto. La banca tiene un modelo cíclico, si a la economía le va bien a la banca le va mejor, y si a la economía le va mal a la banca le va peor, tal como sucede con otros sectores económicos, entre ellos la construcción o el entretenimiento. Pero en Interacciones parece ser que si las cosas andan mal, nuestros clientes nos necesitan, y si andan bien también nos necesitan, en ambos casos es por diferentes razones, pero el resultado es el mismo.

Se acerca una convención bancaria más, ¿cuál es el reto, hacia dónde debe ir la banca en general?

En función de ir con el ciclo económico, la banca en general debe buscar más la manufactura, actividades en las que arriesgue capital. Además debe buscar también la parte exportadora, inclusive la maquiladora; debe estar atenta a lo que son las regiones que apuntan a un crecimiento rápido, entre ellas el centro, el Bajío y la península de Yucatán, que se ha vuelto atractiva para invertir, dada la baja delincuencia, y por supuesto el norte del país en cuanto a maquiladoras.

Creo que la banca debe ir con el ciclo económico y arriesgar, pero también ser prudente para no exagerar en la toma de riesgos y comprometer el ahorro de los mexicanos.