“El crédito bancario sustituyó otros financiamientos, no impulsó empresas”

Aunque el año pasado entró en vigor la reforma financiera, el crecimiento con base en el endeudamiento no fue la moda entre las compañías, dado que el contexto económico no fue el ideal.
“Este año el reto para la banca es ampliar la cartera”.
“Este año el reto para la banca es ampliar la cartera”. (Especial)

México

Debido a la precaria situación económica que sufrió el país en 2014, el poco crédito bancario que solicitaron las empresas solo sirvió para sustituir otros financiamientos, pero no para fortalecer sus esquemas de crecimiento, aseguró Lorenzo Barrera, director general de Banco Base.

En conversación con MILENIO, el banquero explicó que aunque el año pasado entró en vigor la reforma financiera, el crecimiento con base en el crédito no fue la moda entre las compañías, dado que el contexto económico no fue el ideal y, por ende, los clientes estuvieron indispuestos a endeudarse en esas condiciones.

Por ello, aunque prevé que 2015 sea un mejor año, por la implementación de las reformas, Banco Base busca nuevas formas de atraer clientes, y la más importante será por medio de la tecnología, área en la que ha invertido en la creación de cuentas digitales, mismas que facilitan el acceso al sistema bancario.

¿Qué sabor de boca dejó 2014 al crédito bancario?

Sin duda el desempeño económico del país se reflejó en muchas empresas, cuyas necesidades de financiamiento ya no son para crecer, sino para sustituir otros créditos o para una expansión orgánica muy precaria. El crecimiento no es la moda en los clientes, es algo realmente excepcional. Algunas industrias han crecido, pero la mayoría no; entonces se complica el tema del crédito, porque para otorgarlo los clientes no están abiertos a tomarlo en esas condiciones.

¿Qué pasó con la reforma financiera?

La realidad es que contiene algunos temas importantes que nos ayudan a agilizar la cobranza de garantías; sin embargo, también debemos tener un año propicio para el crédito, porque cuando la actividad económica no está muy bien, no es muy buen incentivo otorgar préstamos. Creo que este año el reto para la banca es ampliar la cartera, pues a pesar del problema económico hacemos nuestro mejor esfuerzo para movernos.

¿Cómo le fue a Banco Base?

Sin lugar a dudas fue un año difícil, pero logramos cerrar con una derrama de mil 100 millones de pesos en crédito, y en 2015 traemos una proyección de mil 800 millones de pesos en crédito, un avance significativo si tomamos en cuenta que en 2013 apenas colocamos 300 millones.

Si la economía no ayuda, ¿qué hace Banco Base para avanzar?

Para seguir creciendo tenemos que bancarizar a nuestros clientes, porque venimos de un sector de transacciones en divisas y ahora queremos integrarlos al sistema bancario. También se abre la oportunidad de crecer con las cuentas digitales y hemos avanzado con clientes que están en sectores y plazas en las que no habíamos entrado muy fuerte, como Puebla, San Luis Potosí y León.

¿En qué consisten las cuentas digitales?

Diseñamos una plataforma con productos digitales para atender a nuestros clientes, de forma que los podamos hacer usuarios de cuentas digitales y puedan realizar todo tipo de transacciones por ese canal, eso dará un servicio más práctico y sencillo que atraerá nuevos clientes a la institución. Entonces, durante todo 2015 nos vamos a enfocar a perfeccionar este esquema y en dar más crédito.

¿Cuánto invirtieron en esta tecnología?

Lo que puedo decir es que implmentamos las cuentas digitales hasta en siete niveles diferentes, lo cual implicó una inversión importante y ahora gozaremos de ella. Una inversión que se hizo con mucha información de lo que nuestros clientes requerían. Esos diferenciadores los aprovechamos y los clientes estarán contentos.

¿Se enfocarán en algún sector en particular este año?

Hay varios, pero por mencionar alguno está el automotriz, porque sin duda es uno que crece arriba del promedio al que lo hace
la economía. También nos llama la atención para estar fuertemente presentes el de alimentos y por supuesto el de infraestructura.

¿El energético no llama su atención?

Por el momento hacemos un análisis para ver exactamente en qué parte tenemos posibilidad de participar, pero la vemos un poco alejada; es decir, no en el corto plazo. Ya lo tenemos documentado, pero la implementación de la reforma energética aún la vemos lejos. No queremos aventurarnos, pero sí estamos con la idea de participar.

¿Cómo está su optimismo para 2015?

Soy optimista, creo que 2015 será mejor que 2014. Ya tenemos las reglas secundarias de las reformas escritas para avanzar en la implementación y con ello se empezará a ver algunas inversiones importantes, de las que habrá que estar muy al pendiente. Ha habido cambios importantes, pero es un hecho que deben ir acompañados de prácticas de estado de derecho, porque si no, esto no va a avanzar de manera adecuada.

¿Qué retos le esperan este año a la banca?

Tenemos un sistema bastante sano, la regulación en México es bastante estricta y por ello la mayoría de las instituciones está bien; no obstante, siempre hay excepciones, como las que hemos visto por ahí. Hay muchos retos este año, uno es el tema de la liquidez y en general adaptarse a la regulación que viene con Basilea III.

Son uno de los afectados por los problemas financieros de Homex, ¿regresarán a dar crédito al sector?

El proceso con ellos y el financiamiento que les concedimos en su momento va avanzando, es un proceso lento porque siempre que te enfrentas a esto es algo inevitables, pero vamos caminando bien. Sobre regresar a este sector con más financiamiento, antes debemos estudiar cuáles son las garantías que nos ofrecen y así evaluar si volvemos a entrar.