El ritmo de crecimiento es moderado: Banxico

El banco central ve riesgo de que la depreciación del peso se incremente en lo que resta del año y afecte la inflación; este último indicador se mantedrá por debajo de 3%, sostiene.

México

Si bien algunos indicadores del consumo registran cierta mejoría, la recuperación que se había observado en la inversión ha perdido vigor y "las condiciones cíclicas de la economía muestran debilidad", indicó el Banco de México (Banxico).

De acuerdo con el anuncio de política monetaria del organismo central, en el que se decidió mantener en 3 por ciento la tasa de interés de referencia, la actividad económica nacional siguió mostrando un ritmo de crecimiento moderado, originado por la caída de la construcción, el debilitamiento de la minería petrolera y la pérdida de dinamismo de las manufacturas.

No obstante, en marzo y abril las exportaciones no petroleras presentaron cierta mejoría, además de que el consumo parece estar impulsado por la dinámica del mercado laboral, así como por una evolución favorable de la inflación, lo cual se ha reflejado en un aumento de la masa salarial.

Sin embargo, aunque el balance de riesgos para el crecimiento se mantiene sin cambio con respecto a la decisión de política monetaria anterior y no se anticipan presiones generalizadas sobre los precios provenientes de la demanda agregada, "permanecen condiciones de holgura en el mercado laboral y en la economía en su conjunto", indicó el organismo.

El área de análisis de Banorte-Ixe señaló que "continúa la lenta recuperación de la economía mexicana", aunque considera que el tono del comunicado del Banxico respecto al crecimiento es ligeramente más positivo que en el previo del 30 de abril.

Esto por la mejoría observada en las exportaciones no petroleras, así como el hecho de que algunos indicadores del consumo parecerían estar recuperándose, aunque destaca la pérdida de vigor en la inversión.

Por su parte, analistas de Ve por Más indicaron que para el banco central el balance de riesgos se mantiene igual que en el comunicado previo, pero se señaló una mayor holgura en la economía mexicana, lo cual se asocia con un menor desempeño en la industria, por una menor demanda por parte de Estados Unidos.

Adicionalmente, el Banxico informó que pese a que se continuaron observando elevados niveles de volatilidad derivados de la asimetría en las posturas monetarias contemporáneas
y esperadas entre Estados Unidos y la zona del euro, Japón y China, la cotización de la moneda nacional frente al dólar fluctuó en una banda relativamente estrecha durante las últimas semanas y el traspaso de la depreciación del peso a la inflación ha estado en línea con lo previsto.

En este sentido, el Banxico destacó que el impacto de la depreciación en los precios "se ha manifestado, principalmente en los bienes durables y no ha dado lugar a efectos de segundo orden", por lo que la inflación se ha situado por debajo de 3 por ciento, favorecida también por la reducción en los precios de los energéticos y servicios de telecomunicaciones.

Es así que "las expectativas para la inflación general y para la subyacente al cierre de 2015 y 2016 se han reducido, ubicándose la media de las correspondientes al presente año incluso por debajo de 3 por ciento".

No obstante, existe el riesgo de que se presente una depreciación del peso que contamine las expectativas de inflación, pues, entre otros factores, no se descarta que en los próximos meses el tipo de cambio esté afectado por un entorno internacional más incierto, asociado, principalmente, con un alza de tasas en Estados
Unidos.

En este contexto, la Junta de Gobierno señaló que mantuvo en 3 por ciento el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, pero se mantendrá atenta a la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazos, en particular a la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos, el desempeño del tipo de cambio, así como a la evolución del grado de holgura en la economía.

Expertos de Invex consideran que si bien existen factores internos que indican la posibilidad de una política monetaria más laxa o al menos sin cambios por parte del Banxico, consideran que los factores externos, en especial la depreciación del peso, sugieren que éste se mantendrá a la espera de los movimientos en tasas que haga EU.

La IP refleja mayor pesimismo: INEGI

En mayo pasado los empresarios tanto de los sectores manufacturero y de construcción, como de los servicios, reflejaron mayor pesimismo por el contexto económico, especialmente en su evaluación sobre el momento adecuado para invertir, así como en la situación presente y futura del país.

De acuerdo con el informe del Inegi, la confianza empresarial del sector manufacturero disminuyó 2.5 puntos con respecto a mayo de 2014, mientras que la del sector de la construcción se redujo 2.8 unidades y la del comercio retrocedió 4.2.

De los tres sectores, los empresarios del comercio fueron los más pesimistas, pues al interior del indicador se observaron retroceso en todos sus componentes, con una mayor caída en su percepción sobre el momento indicado para realizar inversiones, de 9.4 puntos.

Los empresarios del sector de la construcción se mostraron más conservadores al evaluar la situación económica futura, pues este rubro presentó una caída anual de 6.4 puntos. En tanto, los del sector manufacturero fueron más pesimistas al considerar el momento adecuado para invertir, con una caída de 5.2 por ciento. (Silvia Rodríguez/México)



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]