• Regístrate
Estás leyendo: Crecimiento mundial, de nuevo en atolladero
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 09:25 Hoy

Crecimiento mundial, de nuevo en atolladero

Muchos países se encuentran atrapados en un círculo vicioso de poco dinamismo, descontento popular y reacciones contra el comercio.

Publicidad
Publicidad

La economía mundial se tambalea de nuevo y las tasas de crecimiento “vuelven a caer en el atolladero en el que estuvieron atrapadas por algún tiempo”, de acuerdo con el índice de monitoreo de Brookings Institution-Financial Times.

En una publicación antes de las reuniones anuales que se darán esta semana del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, los resultados van a reforzar los temores de que muchos países se encuentran atrapados en un círculo vicioso de bajo crecimiento, descontento popular y reacciones contra el comercio y la apertura, lo que resulta en mayor debilidad económica.

Las reuniones anuales alentarán a que los responsables de las políticas busquen un crecimiento mundial más inclusivo y rápido, ya que las organizaciones internacionales, los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales tratan de tranquilizar a la población de que pueden cooperar y que cuentan con las herramientas necesarias para romper con cinco años de decepciones económicas.

Sobre las reuniones se cierne el temor de que si no se logran mejorar los estándares de vida en las economías emergentes y avanzadas, algo que fue un factor importante en la votación de Reino Unido para salir de la Unión Europea, se pueda dar un impulso a Donald Trump para que llegue a la presidencia de EU, y que esto llegue a fortalecer las manos de los populistas como Marine Le Pen en Francia.

El índice Brookings-FT Tiger —que le da seguimiento a los índices de la recuperación económica mundial— sugiere que la economía mundial aún batalla para crecer con fuerza. El índice compara muchos indicadores separados de actividad real, los mercados financieros y la confianza de los inversionistas con los promedios históricos para la economía global y para cada país por separado.

Si bien el índice de crecimiento general para los mercados emergentes mejoró de los mínimos de finales de 2015 y hay señales de que las recesiones de Rusia y Brasil están por llegar a su fin, el nivel de crecimiento se mantiene muy por debajo de los promedios históricos. La lentitud aún persigue a las economías avanzadas, que en los últimos años se asentaron en un patrón de crecimiento positivo pero débil.

Es probable que el mismo panorama de que la economía global no pueda cumplir con las expectativas de los ciudadanos surja en los pronósticos actualizados del FMI del jueves en su Panorama Económico Mundial. Christine Lagarde, la directora gerente del fondo, advirtió la semana pasada de una economía “débil y frágil” que alienta a las “malas prácticas económicas” en forma de restricciones al comercio y la reducción de la apertura, aunque no nombró directamente ni a Trump ni el voto por el brexit.

Es probable que el Fondo Monetario Internacional diga que la economía mundial crece a un ritmo de 3 por ciento, similar a su promedio de los últimos 40 años. Sin embargo, se tiene un crecimiento más rápido de los mercados emergentes que ahora representan más de la mitad de la economía mundial, así que se necesitan niveles significativamente más altos de crecimiento global en los niveles de vida para igualar los promedios históricos en los países individuales.

El profesor Eswar Prasad, economista de Brookings, dijo que se puede describir que la mayor parte del mundo tiene un “débil inversión, un estancamiento en la productividad y una confianza tibia del sector privado”.

Con las bajas posibilidades de que haya una recuperación espontánea o un estímulo nuevo y fuerte, dijo que “se puso en marcha una interacción fuertemente adversa entre el bajo crecimiento, la frágil confianza empresarial y del consumidor, las bajas tasas de interés, el estrés en el sistema financiero, las tensiones comerciales y la inestabilidad política que se alimentan y se fortalecen entre sí”.

Las señales de crecimiento en Estados Unidos fueron mixtas, lo que lleva a una incertidumbre acerca de si la Reserva Federal de EU siente que podrá ser capaz de elevar más las tasas de interés para finales de año. Por su parte, la economía europea se mantiene baja, con un alto desempleo y con la inflación que se mantiene muy por debajo del objetivo de 2 por ciento. Aunque la economía de China se estabilizó este año, su crecimiento aún depende de que el aumento de los préstamos sea extremadamente rápido.

El profesor Prasad instó a los responsables de las políticas que no pertenecen a los bancos centrales a ayudar a mejorar las perspectivas con un estímulo fiscal más agresivo, la desregulación y una mayor apertura comercial. “El vacío de políticas fuera de los bancos centrales lastimó la confianza, deprimió la demanda interna, lastimó el comercio mundial y se mantiene como una carga para la actividad económica mundial”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.