Para 2014, crecimiento “decepcionante”: IMEF

La expectativa significa que habrá un economía frustrante, pese a un eventual segundo semestre mucho mejor; “no hay vuelta de hoja”, asevera Jonathan Heath.

México

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) ajustó su meta de crecimiento de 3 a 2.6 por ciento, y señaló que se trata de un nivel decepcionante que puede persistir si no se alinea la política fiscal para impulsar la inversión y la creación de empleos.

En conferencia de prensa, el vicepresidente del Comité de Estudios Cconómicos, Jonathan Heath, anunció que los 30 economistas afiliados al IMEF también recortaron su pronóstico para el siguiente año de 3.9 a 3.8 por ciento, al considerar las recientes modificaciones del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

Explicó que la expectativa actualizada significa que habrá un crecimiento frustrante, pese a que puede haber un segundo semestre mucho mejor; “definitivamente, crecer a 2.6% es decepcionante, no hay vuelta de hoja”.

Expuso que la previsión significa que solo se generarán 544 mil 500 empleos y no los 575 mil esperados en el pronóstico del mes pasado, con una inflación de 3.8%, es decir, dentro del límite superior del rango establecido por el Banco de México.

El especialista consideró que es importante diferenciar los dos semestres. “La primera mitad, por más que quiera levantarse, la tenemos que dar por descontada. Si la economía empieza a repuntar en la segunda parte del año y el crecimiento es a una tasa de casi 4% significa que vamos a entrar en 2015 en muy buena forma y eso puede apuntalar muy bien las perspectivas para el próximo año”.

Pero mientras eso no suceda, los ejecutivos de finanzas proyectan también un menor ritmo de la actividad económica para el siguiente año, con el ingrediente de una política monetaria más restrictiva.

Es decir, anticipan que el banco central suba la tasa de referencia a 3.75%, en el entendidos de que habrá cambios en la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Heath informó que el IMEF anticipa que para este segundo trimestre el producto interno bruto (PIB) pudo haber alcanzado una tasa anual de 2.6%, y estableció que la expansión que se espera en lo que resta del año está sujeta a varias condicionantes.

Entre los factores que deberán alinearse para contribuir a la mejoría, mencionó una continuidad en el buen desempeño de la economía en Estados Unidos y que sea ordenada la normalización de su política monetaria.

En la parte interna, indicó que es indispensable que se hayan digerido rápidamente los efectos negativos de las medidas fiscales y que se recupere pronto y de manera sólida el sector de la construcción.

Los ejecutivos de finanzas también comienzan a considerar el efecto que podrá tener el presupuesto de egresos de 2015, por lo que pidieron congruencia con la disciplina del gasto ante la falta de medidas tributarias generadoras de ingresos, ya que hay que recordar que está el compromiso de no mover el esquema fiscal.

En ese sentido, insistieron en que se debe abrir el diálogo para discutir propuestas para alentar la inversión y el empleo, en vez de “atarse las manos” con el pacto de certidumbre tributaria acordado de manera unilateral por las autoridades.

El presidente del Comité de Estudios Fiscales, Arturo Carvajal, dijo que se mantiene la posición del IMEF de buscar en el  Congreso apoyo para impulsar cambios sustanciales en materia impositiva, aunque no adelantó más detalles de la propuesta que presentarán como parte del Grupo de los Seis, que integra a varios organismos, como la contaduría organizada en el país y la asociación internacional fiscal.

El presidente del IMEF, Daniel Calleja, acusó que la parte fiscal no está alineada con la económica, por eso ven oportunidad para que, una vez que pase la agenda legislativa “complicada” con las leyes secundarias en telecomunicaciones y energía, tener la puerta abierta para perfeccionar la parte tributaria.

“En el IMEF hemos tenido la convicción de una política fiscal alineada hacia el crecimiento del país y aprovecharemos esa ventana para seguir siendo propositivos”, concluyó.

:CLAVES

HORIZONTE NUBLADO

El 21 de mayo la junta de gobierno del Banco de México recortó el pronóstico de crecimiento que tenía, de entre 3 y 4 por ciento, a un intervalo de 2.3 y 3.3 por ciento, que puede volver a revisar en su próximo informe trimestral de inflación.

El 23 de mayo la Secretaría de Hacienda ajustó de 3.9 a 2.7 por ciento la meta para el producto interno bruto planteada en el paquete económico de 2014.

El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, consideró que crecer a 2.7 por ciento es insuficiente y no es lo que se merece México, que tiene una economía con un potencial mucho mayor.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]