Crece demanda de servicios de consultoría en NL

Andrés Ochoa Bünsow, socio administrador de la firma Baker & McKenzie Abogados, prevé una ‘cascada’ de inversiones y oportunidades en el sector energético. 

Monterrey

La llegada de la armadora Kia Motors a Nuevo León, así como las inversiones vinculadas al sector energético, están ya demandando servicios diversos de consultoría en la localidad y en el país; éstos van desde asuntos legales, contables, financieros, recursos humanos, construcción, inmobiliarios, jurídicos, entre otros.

Andrés Ochoa Bünsow, socio administrador de la firma Baker & McKenzie Abogados, comparó esta etapa de gran dinamismo económico y de negocios que se avecina con la que se dio en la antesala de la firma del TLCAN.

"Yo me atrevería a decir que desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio del Norte (TLCAN) no habíamos visto niveles de interés en inversiones y de proyectos reales que se están fraguando y que es un claro indicio de que en los próximos meses y años vamos a ver un incremento constante en distintos tipos de proyectos, no solamente relacionados con la reforma energética, sino que todo lo que rodea todo esto, como son proyectos de infraestructura, licitaciones que se han lanzando por Pemex y que ya están anticipando las necesidades que se generarán", subrayó el abogado de uno de los despachos que desempeñará un papel preponderante en la elaboración de los contratos para la industria energética.

Realmente se está viendo una cascada de inversiones y de oportunidades en esos sectores.

En entrevista con MILENIO Monterrey, declaró que no solamente son las empresas mexicanas las que están interesadas en invertir en la industria energética, sino otras compañías de sectores muy diversos que se alistan a realizar coinversiones, fusiones y hasta adquisiciones.

Las perspectivas de crecimiento económico en México se están incrementando y esto abrirá oportunidades de negocios. "Yo sí me atrevería (a decir), sin temor a equivocarme, que estamos y estaremos viendo estos volúmenes de crecimiento de negocios y transacciones. Aquí nos estamos preparando, nuestra plantilla de personal está creciendo para estar listos a dar el servicio a la gran demanda que se empieza a sentir.

"Nos estamos anticipando a este auge que se viene", señaló Ochoa.

Están ingresando abogados a la firma con gran experiencia en operaciones de todo tipo y con dominio de idiomas como alemán, japonés, francés, italiano, además del inglés.

Dijo, además, que sí hay una gran necesidad de prestar servicios a compañías extranjeras.

"Tenemos una gran demanda por parte de inversionistas japoneses.

"Nosotros nos especializamos por rama jurídica, tenemos 11 grupos especializados por materia jurídica como prácticas de fusiones y adquisiciones; mercados de capital; financiamiento corporativo; comercio exterior; derecho fiscal; derecho laboral; temas bursátiles. Adicionalmente, tenemos especialistas para cada uno de los sectores como el automotriz, farmacéutico, financiero, manufacturero, infraestructura, energía", subrayó Ochoa Bünsow.

Precisó que en cinco oficinas que Baker & McKenzie tiene en el país, laboran unos 300 profesionales desde abogados, fiscalistas, ingenieros expertos en propiedad intelectual; de éstos, el 90 por ciento son abogados.

Comentó que la tendencia mundial que se está observando es hacia una mayor especialización en los despachos de abogados; en México "estamos llegando un poco tarde para alcanzar la especialización que hoy en día se requiere, dado que el abogado 'todólogo' es un dinosaurio en extinción, es imposible que una sola persona domine todas las materias del derecho, es por eso que la tendencia mundial es lograr una especialización cada vez mayor", añadió el especialista.

Ahora que también están incorporando al despacho la práctica de competencia, dada la nueva ley de competencia que hay, se tiene que contar con un grupo de abogados especializados en esta área.

"Tenemos un grupo de abogados especializados en la Ley de Competencia", indicó.

Solamente para estar preparados en la industria petrolera, los especialistas están acudiendo a oficinas que tiene la firma en otras partes del mundo, por ejemplo, Venezuela y Estados Unidos (Houston), para prepararse en elaboración de los contratos entre particulares y con Pemex.

"El fin de semana pasado tuvimos un programa de entrenamiento intensivo de 48 horas donde nuestro personal con nuestros socios de Houston, quienes dieron dicho entrenamiento, fueron 25 abogados que estuvimos estudiando los contratos de coinversión para la industria energética".