• Regístrate
Estás leyendo: Costo de la deuda pública aumenta 10.5%
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 14:29 Hoy

Costo de la deuda pública aumenta 10.5%

En los primeros 7 meses del año, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público continuó en aumento, ya que registró un repunte de 252 mil mdp respecto al cierre de 2015.


Publicidad
Publicidad

César Barboza

El costo financiero de la deuda, creció a doble dígito en los primeros siete meses del año, con un repunte de 10.5 por ciento anual, por lo que se ubicó en 266 mil 087 millones de pesos, de acuerdo con el último Informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública de la Secretaría de Hacienda.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) –la medida más amplia de la deuda pública– continuó en aumento, ya que registró un repunte de 252 mil millones de pesos con respecto al cierre de 2015, y alcanzó los 8 billones 885 mil millones de pesos.

La semana pasada, la agencia de calificación crediticia Moody’s y Standard & Poor’s externaron preocupación por la trayectoria creciente de la deuda pública del país, y señalaron que el gobierno mexicano tiene que mantener este indicador a la baja para conservar su calificación crediticia.

El gobierno mexicano informó recientemente que tiene contemplado reducir el déficit público a 3 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2016, una reducción de 1.1 puntos con respecto a 2015, y que la deuda pública comience una tendencia decreciente a partir de 2017.

El costo financiero de la deuda es parte del gasto no programable, el cual aumentó 7.4 por ciento anual, entre enero y julio de este año, para ubicarse en 701 mil 309 millones de pesos.

El incremento en el gasto no programable también se debió a una mayor erogación en participaciones a entidades y municipios del país, el cual creció 8.6 por ciento anual en el mismo periodo, al ubicarse en 415 mil 483 millones de pesos, mientras que los Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (Adefas) disminuyó 33 por ciento, y bajó a 19 mil 740 millones de pesos.

A pesar de este aumento en el gasto no programable, Hacienda ha mantenido un control en el déficit público en lo que va del año, por medio de recortes presupuestales al gasto programable. Dicho apartado, disminuyó 2.6 por ciento anual en los primeros siete meses del año, y se ubicó en 2 billones 167 mil 400 millones de pesos.

La caída en el gasto más pronunciada se observó en el apartado de “otras erogaciones” del gasto de operación, el cual registró una caída de casi 49 por ciento anual en el mismo lapso. En tanto la inversión física presupuestaria, disminuyó casi 16 por ciento anual entre enero y julio de 2016, mientras que el gasto corriente cayó 1.7 por ciento anual, con una disminución de la misma magnitud de los servicios personales –pago de salarios de funcionarios–.

En total, el gasto público logró reducirse apenas 0.3 por ciento anual entre enero y julio, por lo que se ubicó en 2 billones 868 mil 709 millones de pesos.

De esta forma, el gobierno federal logró reducir el déficit del sector público en los siete primeros meses del año 59.7 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, por lo que se ubicó en 157 mil 177 millones de pesos, alcanzando un balance primario –ingresos menos egresos sin contar el servicio de la deuda– por 121 mil 382 millones de pesos, un factor considerado positivo para la posición financiera del gobierno mexicano.

La reducción del déficit se logró a pesar de una caída de poco más de 21 por ciento de los ingresos petroleros, los cuales alcanzaron 379 mil 854 millones de pesos al cierre de julio. Esta caída fue compensada por mayores ingresos presupuestarios de 9.8 por ciento que incluyen el remanente de operación del Banco de México. Hacienda aclaró que sin el remanente los ingresos presupuestarios aumentaron 1.4 por ciento anual.


CPR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.