Constitucional, el impuesto a bebidas azucaradas: Corte

La Suprema Corte de Justicia de la Nación encontró que el gravamen está justificado por los daños a la salud que provoca el consumo excesivo de estas bebidas.
Las bebidas azucaradas presentaron nuevos impuestos.
Archivo. (Carlos Rangel)

Ciudad de México

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró constitucional el impuesto de un peso por litro que se impuso a las bebidas azucaradas que se venden en nuestro país, gravamen que comenzó a regir en 2014.

Por unanimidad y a propuesta del ministro José Ramón Cossío Díaz, la Primera Sala de la SCJN negó un amparo a la compañía Livsmart México, importadora de bebidas de ese tipo.

La empresa de jugos de frutas con azúcares añadidos reclamó la inconstitucionalidad del artículo 2, fracción I, inciso G), de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) mismo que grava la importación y la enajenación de todas las bebidas azucaradas.

Los ministros subrayaron que el precio que corresponde a este tipo de impuestos no es soportado por las empresas dedicadas a la enajenación e importación de dichos productos, sino que es trasladado al consumidor final con el objetivo de elevar el costo en el consumo de bienes que generan daños a la salud o consecuencias sociales no deseadas.

Estos gravámenes, agregaron, generan un sobreprecio en determinados productos a fin de desincentivar su consumo, que recaen en el consumidor.

La Primera Sala dejó claro que tomó en cuenta las "alarmantes estadísticas" registradas por la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, así como las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS, recordó la Sala, ha insistido en que países como México deben adoptar medidas fiscales para influir en los precios de los productos cuyo consumo involucra la ingesta de "calorías vacías"; es decir, "de alimentos que brindan al organismo un aporte energético significativo y pocos o nulos nutrientes, tales como vitaminas, minerales, aminoácidos o fibra".

Por esa razón, la Sala estimó justificada la implementación del gravamen.

Livsmart México importa las bebidas California Ice Cool y Cosecha Pura.