• Regístrate
Estás leyendo: Corrupción ha cobrado factura a AL, alerta FMI
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 02:11 Hoy

Corrupción ha cobrado factura a AL, alerta FMI

Los costos son macroeconómicos, pues a más gente corrupta mayor desigualdad, dice el organismo.

Publicidad
Publicidad

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó que las consecuencias económicas y políticas de la corrupción han pasado factura a la región de América Latina y los ciudadanos están mostrando un creciente descontento y exigiendo que los gobiernos tomen medidas más enérgicas contra ésta.

El FMI explicó que estudios anteriores han demostrado que la corrupción puede atrofiar el crecimiento sostenible e inclusivo. Con la corrupción sistémica, la capacidad del Estado para cumplir sus funciones básicas se ve minada y los costos adquieren una importancia macroeconómica; a más corrupción, mayor desigualdad.

Entre los costos están una mayor incertidumbre económica y menor inversión privada y extranjera, un menor suministro de bienes públicos, la distribución deficiente de talento y capital debido a incentivos distorsionados, niveles más altos de desconfianza en la sociedad y menor legitimidad del gobierno.

“Es difícil determinar estadísticamente el impacto exacto de la corrupción en el desarrollo. Según nuestras estimaciones ilustrativas, una mejora de los indicadores de corrupción del cuartil más bajo a la mediana podría elevar el ingreso per cápita aproximadamente 3 mil dólares en América Latina a mediano plazo, si bien parte de este aumento obedece a la coincidencia de otros factores, como mejoras institucionales generales”.

En un documento, el organismo se comprometió a trabajar con los países de la región para hacer frente a la misma (el abuso de un cargo público para beneficio privado), ya que, entre otros impactos, puede incidir en la implementación de políticas y distorsionar la función reguladora del Estado.

Explicó que la corrupción es difícil de medir, pero diversos indicadores de percepción muestran una fuerte correlación entre sí y todos señalan que la situación en América Latina es más o menos similar a la de otras economías de mercados emergentes, pero mucho peor que la de las economías avanzadas.

Detalló que los promedios regionales ocultan un amplio grado de variación entre los países, pues las percepciones de corrupción en algunos, como Chile y Uruguay, son similares a las de economías avanzadas, pero curiosamente, esos dos países también tienen buenas calificaciones en los indicadores de institucionalidad y buen gobierno, y presentan niveles de ingreso per cápita relativamente más altos.

Sin embargo, en el resto de la región los resultados no son tan buenos y las razones son, en distinto grado, una deficiente aplicación de la ley, falta de transparencia fiscal, burocracia, vacíos jurídicos y marcos contractuales deficientes de contratación e inversión pública y una mala gestión de gobierno de las empresas estatales.

Abundó en que la corrupción implica pagos ilícitos o favores y la forma en que éstos se distribuyen, pero, explicó, ésta puede ocurrir de diferentes formas. Puede darse en un nivel “elevado” o político, y puede darse también a un “insignificante” nivel burocrático, ya que cuando está tan generalizada y arraigada, la conducta corrupta puede convertirse en la norma.

Ante esto, dijo, los países necesitan políticas enérgicas que cambien la percepción de la sociedad, para que la corrupción sea la excepción y no la regla; al bajarla, los gobiernos podrán detectar más fácilmente a los que sigan siendo corruptos, ya que se destacarán.

Así, añadió, esa acción continúa acaparando los titulares en América Latina: desde los esquemas para ocultar activos revelados en los papeles de Panamá hasta los escándalos de Petrobras y Odebrecht que han trascendido las fronteras de Brasil, pasando por los ocho ex gobernadores de estados mexicanos que están enfrentando cargos o condenas.

El FMI profundizó en el porqué si los costos sociales de la corrupción son tan altos, resulta tan difícil combatirla y derrotarla, y concluyó que en todo tipo de interacción social, las percepciones y expectativas individuales son cruciales.

Cuando la corrupción sistémica es la norma, se cree que las otras personas están aceptando u ofreciendo sobornos. Ante esto, alejarse de lo ilícito es costoso desde el punto de vista del individuo.

Ese equilibrio nocivo se autoperpetúa porque las empresas y los políticos pueden coludirse.

DÓLAR EXTIENDE GANANCIAS POR LA FED

El peso perdió 0.5 por ciento frente al dólar debido a que en la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos los comentarios respecto a la política monetaria fueron de corte restrictivo, lo que sube las probabilidades de un aumento en la tasa de interés referencial estadunidense antes de que termine el año, señaló la directora de análisis económico-financiero de Banco Base, Gabriela Siller.

El dólar interbancario se ubicó en 17.88 pesos —9 centavos arriba del valor previo—, reportó el Banco de México (Banxico), mientras que el billete verde cotizó en 18.15 pesos a la venta y 17.35 a la compra.

Por su parte, la Bolsa Mexicana de Valores operó al alza; el índice referencia, S&P/BMV IPC, avanzó 0.36 por ciento para ubicarse en 50 mil 545.75 puntos, 181 arriba del puntaje previo.

La Mezcla Mexicana de Exportación cotizó en 48.65 dólares por barril —13 centavos abajo del precio previo—, mientras que las mezclas WTI y Brent presentaron incrementos de 0.32 y 0.25 por ciento, respectivamente, para ubicarse la primera en 50.71 y la segunda en 56.43 dólares por barril.

Con información de Raúl Flores/México.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.