Coparmex presenta 300 amparos contra contabilidad electrónica

La disposición fiscal violenta el principio de seguridad jurídica y el derecho a la privacidad de seguridad jurídica, sostiene Alberto Fernández Martínez.
Alberto Fernández Martínez, presidente de Coparmex Nuevo León.
Alberto Fernández Martínez, presidente de Coparmex Nuevo León. (Carlos Rangel )

Monterrey

Coparmex informó que interpuso unos 300 amparos contra la obligatoriedad de la contabilidad electrónica, ya que, señala, esta disposición vulnera las garantías y afectan directamente la competitividad de las empresas al representar una mayor carga administrativa para las compañías.

Alberto Fernández Martínez, presidente de Coparmex Nuevo León, señaló que buscan defender los legítimos intereses del sector patronal en aras de impulsar el emprendimiento y propiciar un entorno favorable al desarrollo de la actividad económica.

"Nuevamente son las empresas, el motor de la economía, quienes son atacadas por políticas fiscales unilaterales que operan en detrimentos de la inversión y el crecimiento de las Pymes".

El dirigente de la agrupación empresarial afirmó que estas disposiciones son mayores trabas para los nuevos negocios que arrancan o los actuales se consoliden en la formalidad.

"Pensemos en la señora que quiere poner su puesto de comida, el carpintero o el que realiza trabajos de albañilería. Se les exige manejar un sistema contable ante esto ¿cree la autoridad que estos negocios opten por la formalidad?"

En conferencia de prensa, el dirigente de los patrones de Nuevo León, enumeró lo que ellos consideran como una violación al principio de seguridad jurídica, al constituir un acto de molestia sin fundamento legal alguno previsto en el artículo 16 de la Constitución y permite actuaciones arbitrarias por parte de las autoridades fiscales al no señalarse parámetros o directrices sobre el uso o manejo que se dará a la información contenida en la contabilidad de los contribuyentes.

Señaló que el Código Fiscal de la Federación no garantiza la protección de la información que se ingresará a la página del SAT, así como tampoco existe certeza del uso que se le dará a la misma por parte de dicha autoridad.

Fernández Martínez mencionó que se viola el principio de razonabilidad legislativa, toda vez que a la medida adoptada por el legislador no es acorde con su finalidad y además existen otros instrumentos que le permiten a la autoridad ejercer su función de fiscalización.

"Se viola además el principio de igualdad jurídica, pues los contribuyentes que apliquen el programa denominado Mis Cuentas no se encontrarán obligados a enviar su información que le permite a la autoridad ejercer su función de fiscalización", subrayó Fernández Martínez.

Otro punto que mencionó el dirigente empresarial fue que con estas disposiciones se violan los principios de primacía y reserva de ley.

"No se justifica que los lineamientos y parámetros para cumplir la obligación a través del portal de internet SAT, estén previstos en reglas de carácter general y no es una ley creada a través del proceso legislativo en nuestra Carta Magna", indicó.

Agregó que esperan que la próxima semana se brinde la suspensión del acto reclamado.

Asimismo, Fernández Martínez exigió se derogue la fracción cuarta del artículo 28 del Código Fiscal de la Federación, así como parte de la resolución miscelánea fiscal publicada en el mes de julio donde se exige la presentación de la contabilidad electrónica.

Esperan que los amparos presentados por Coparmex Nuevo León, sumados a los que promovieron otras cámaras empresariales y empresas por separado, generen un precedente para que la autoridad haga lo correcto.

Dado que México necesita de un gobierno que sea promotor de la actividad económica; el gobierno debe de ser un aliado para el crecimiento y no un obstáculo más para que las empresas cumplan con su objetivo social de generación de empleos dignos.