Banxico anuncia sistema de pagos interbancarios en dólares

La regulación permite que los bancos en México permitan cuentas en dólares a cierto tipo de clientes; “SPID” permitirá realizar transferencias en dólares entre empresas.
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México.
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México. (Milenio Digital)

Acapulco, Guerrero

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, anunció que el Sistema de Pagos Interbancarios en Dólares llamado “SPID”, desarrollado por el propio Banxico, entrará en operaciones a partir de abril.

“El SPID surge de la importancia que han adquirido las transferencias denominadas en dólares en el país, esto en parte en consecuencia de la mayor integración de México en la economía global, ya que una gran parte de las transacciones en varias cadenas de producción se realiza en dólares”, explicó Carstens al participar en la inauguración de la 79 Convención Bancaria.

La regulación permite que los bancos permitan cuentas en dólares en México a cierto tipo de clientes, principalmente a personas morales, por ello el speed permitirá realizar transferencias en dólares entre empresas, en tiempos muy reducidos (un día), eliminando movimientos innecesarios para realizar una transacción.

Los requerimientos para operar en el sistema permitirán que los movimientos en dólares que se realicen en el país sean transparentes, además de que los bancos realizarán revisiones. “Esto contribuirá a mejorar la credibilidad de los procesos preventivos en el sistema financiero”, afirmó Carstens.

Aumento de tasa y eliminación de subastas sí dieron frutos

El gobernador del Banco de México aseguró que las medidas tomadas por la Comisión de Cambios para mantener la salud de la moneda mexicana y evitar presiones inflacionarias han dado resultado.

Aseguró que en las últimas cuatro semanas el peso se ha apreciado casi 9 por ciento, mientras que las tasas de interés de largo plazo disminuyeron.

El funcionario reiteró que la estrategia coordinada de las autoridades financieras del país tomó por sorpresa a algunos participantes del mercado, sin embargo aseguró que dichas medidas no fueron tomadas de manera arbitraria, sino que fueron producto de un amplio análisis de los recursos de los que tiene a mano el Banco de México y que “no dudaremos en volverlos a usar, en caso de que sea necesario”.

Carstens enfatizó que la coordinación de política fiscal y monetaria de ninguna manera ha sido en detrimento de la autonomía del Banxico.