Plena transparencia para nuevo AICM: Núñez Soto

El director de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Manuel Ángel Núñez Soto, dijo que Nacional Financiera administrará en un fideicomiso los pagos "para que todo sea claro".
Manuel Ángel Núñez Soto, director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, en entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión.
Manuel Ángel Núñez Soto, director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, en entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión. (Milenio Digital)

Ciudad de México

El director de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Manuel Ángel Núñez Soto, explicó que las asignaciones directas de contratos para la construcción del nuevo aeropuerto capitalino "serán por cuestiones donde se involucre la seguridad nacional y requieran datos que no pueden correr en una licitación abierta".

En entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión, Núñez Soto garantizó que en todo el proceso de planeación y construcción del nuevo aeropuerto habrá plena transparencia.

"Tenemos el compromiso y la obligación para que los mexicanos sepamos claramente qué se hace con el dinero y las inversiones", dijo.

Informó que se creó un organismo desconcentrado para la asignación de contratos, que Nacional Financiera administrará en un fideicomiso los pagos "para que todo sea claro" y se publicará toda la información relacionada con la nueva terminal aérea en el portal de información en línea.

Reiteró que trabajarán en coordinación con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Transparencia Mexicana, el IFAI y la Comisión Federal de Competencia Económica, con lo que evitarán prácticas de colusión.

Dijo que la asesoría de la OCDE en las licitaciones del nuevo aeropuerto garantiza un programa de transparencia que dará como resultado procesos competitivos.

"Con la experiencia de la OCDE se evitará que en la licitación de este proyecto ocurra una colusión de precios entre las empresas. Tenemos que ir más allá de lo que se debe hacer por obligación", comentó.

Al referirse a la administración del proyecto, Núñez Soto dijo que Parsons, la empresa que administra el proyecto trabaja junto con otras empresas mexicanas y que por ahora en el terreno existen nueve pruebas de plataformas para probar la tecnología necesaria para el tipo de suelo del terreno.

Explicó que las decisiones de lo que se construirá en dicho terreno la tomarán después de que se tengan las conclusiones de los estudios, esto ocurrirá a mitad de año.

"Tenemos un terreno muy difícil, que tiene solución y se están probando", aseguró.