El consumo redefine el festejo del Día del Padre

Aunque los segmentos de ropa, calzado y licores mantienen la preferencia, toman relevancia productos y servicios de belleza.
Los hombres adultos del segmento de entre 31 y 51 años pasan por una crisis sobre el ideal que sus papás les vendieron acerca de ser el hombre.
Los hombres adultos del segmento de entre 31 y 51 años pasan por una crisis sobre el ideal que sus papás les vendieron acerca de ser el hombre. (Shutterstock)

La celebración del Día del Padre impulsa algunas categorías de productos y canales de abastecimiento, aunque no tan alto como el Día de las Madres; además, da paso a la segunda mitad del año, que trae consigo las ventas más fuertes para el sector.

De acuerdo con Juan Carlos Jouve, director de Cuenta de Retail Service de Nielsen, en el Día del Padre, que se celebra cada tercer domingo de junio, los autoservicios o el canal moderno son los más beneficiados.

“Tenemos un estimado de que en junio del año pasado tuvo un crecimiento en ventas de 4.6 por ciento, y comparado con los ritmos que estamos viendo en este año, que ha sido muy dinámico con un crecimiento en el canal más acelerado, esperamos el crecimiento en ventas en este mes de entre 5 ó 6 por ciento en el autoservicio”, expresó.

Destacó que departamentos como ropa y zapatería son los más impactados, pues tan solo el año pasado registraron un crecimiento de temporada de 29 por ciento; en tanto, la categoría de muebles creció 12.9, y abarrotes y comestibles tuvo un crecimiento superior al del mercado, con 7.3 por ciento. En cuanto a productos adicionales, sostuvo que los vinos y licores son los que muestran el mejor desempeño.

“Los gustos y el tipo de regalos que se dan en esta temporada van a variar en función del nivel socioeconómico del hogar por dos motivos: el nivel de ingreso y por el tipo de canales; sabemos que los niveles socioeconómicos más altos asignan más gasto a las departamentales, mientras que en el autoservicio se fortalece el gasto de los niveles medios”, destacó.

Para Jouve el mercado masculino en México resulta muy interesante porque sigue teniendo un importante desarrollo más allá del crecimiento en ventas, pues cada vez más marcas se enfocan a este nicho que en años anteriores.

“Antes, no había tantos productos especializados para el hombre fuera de las típicas corbatas, por ejemplo; en higiene y belleza existe una gama amplia dedicada al hombre, así como mayores espacios dedicados a ellos”, consideró.

Al respecto, Yesenia López, directora general de Expo Belleza Internacional de Occidente (Ebio), indicó que con un valor de 2 mil millones de dólares para la industria de la belleza en México el mercado de los caballeros sin duda ha tenido un crecimiento importante en el último año y alcanza 30 por ciento de participación.

Destacó que en años anteriores este mercado quizá no contaba ni con el 10 por ciento, pero ahora no solo las marcas exclusivas sino también las comerciales están enfocando sus esfuerzos en atender a los caballeros.

De acuerdo con López, México representa el segundo mercado más grande en América Latina en cuanto a la industria de la belleza profesional. Explicó que en el primer año de Ebio solo participaron cinco marcas especializadas en productos para los hombres.

“Ahora tenemos entre 40 a 50 marcas que traen infinidad de productos, desde el tónico y cera para barba y cabello, geles, champú, cremas para afeitar, peines para el bigote… el producto que menos te imagines lo encuentras”, refirió.

Tan solo en los productos para el cuidado de la piel y el cabello del hombre muestran un crecimiento de hasta 80 por ciento. La directiva de Ebio calcula que el gasto promedio de este tipo de productos supera los 500 pesos, pues tan solo un kit básico para hombres llega a más de 600 pesos.

Cambio de visión

Pamela Gutiérrez Sánchez, gerente del área de Estudios Sindicados de De La Riva Group, indicó que los hombres adultos del segmento de entre 31 y 51 años pasan por una crisis sobre el ideal que sus papás les vendieron acerca de ser el hombre, una redefinición en la vida social mexicana, tal como lo padecieron algunas mujeres en épocas pasadas.

“Es decir, lo que implica ser un proveedor, un buen papá, tener una familia, ser la cabeza de familia. La realidad es que cada vez hay más hombres que ayudan en la casa, igual vemos algunas macrotendencias de amos de casa, donde las mujeres a veces ganan más que el hombre”, dijo.

Lo anterior propicia una búsqueda de marcas, productos y servicios que justamente les ayuden a recuperar su masculinidad.

“Algo que nos sorprendió es que les gusta ir a muchas tiendas como Home Depot o Pottery Barn, porque son espacios donde pueden encontrar esta parte masculina”, destacó. Agregó que los hombres también gustan realizar compras en la noche, por lo que se les denomina súper noctámbulos.

Además de este tipo de tiendas, espacios como las barberías, que se pusieron nuevamente de moda, significan un espacio de convivencia masculina donde algunas cuentan con servicios como la mesa de billar o barra de bebidas mientras obtienen el servicio.

Yesenia López, directora general de Ebio, coincidió en que estos espacios están cambiando la cultura sobre el cuidado personal de los hombres, pues su servicio no es un simple corte que tome 15 minutos, sino que incluye un cuidado más extenso de entre 40 a 50 minutos.

“Los metrosexuales vinieron justamente a inspirar a los hombres, pero de manera silenciosa, son los que se aventaron a usar cremas antiarrugas, champús especiales y abrieron categorías para hombres que anteriormente solo eran femeninas, como la cosmética. Ahora los hombres están más abiertos”, consideró.

No obstante, manifestó que el mercado de retail y de productos de consumo en general no está a la altura de esta demanda masculina.

“El problema es que las marcas no están haciendo tanto producto masculino, por lo que este segmento de la población busca productos con símbolos, formas y colores más ad hoc a ellos”, mencionó.

Además, para las hombres de 51 a 65 años, que son un poco más conservadores o tradicionales que siguen activos, tampoco cuentan con marcas que les hablan, sino que éstas saltan o se enfocan a personas mayores a los 80 años.

6%

podrían crecer las ventas por el Día del Padre en tiendas de autoservicio, luego de un repunte de 4.6% en 2015.

29%

de aumento de ventas de temporada tuvieron en 2015 los segmentos de ropa y calzado; la categoría de muebles creció 12.9%.

30%

de participación de mercado tienen los productos para hombres en el segmento de belleza; antes tenían 10%.