El menor consumo en EU alerta al sector automotriz

En enero el crecimiento de la producción en México avanzó solo 0.4% por ciento con relación al año pasado, revelan datos de la AMIA.

México

Aun cuando en enero se reportó un récord en la producción de vehículos en el país, con 267 mil 498, se observa un menor ritmo de crecimiento, ya que avanzó solo 0.4 por ciento respecto a igual mes del año pasado, y se prendieron focos amarillos ante un menor consumo en Estados Unidos, el principal mercado de exportación, informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Volkswagen redujo su producción 42 por ciento, pues de ensamblar 34 mil 464 vehículos en enero de 2015, el mes pasado solo fueron 19 mil 944; asimismo, Mazda observó una baja de 29.4 por ciento, con 12 mil 391 unidades, agregó.

Eduardo Solís, presidente de la AMIA, dijo que la producción de enero se vio un poco afectada por los cambios de plataforma para ensamblar nuevos modelos. Esos movimientos “afectan nuestras cifras de una manera artificial, que no corresponden a la tendencia de nuestro mercado”, apuntó en conferencia.

En enero la exportación se ubicó en 213 mil 244 vehículos ligeros, el mejor nivel para un mismo mes, con un crecimiento de 4.1 por ciento en relación con los 204 mil 907 enviados en enero 2015.

De acuerdo con el reporte de Ward’s Automotive, en Estados Unidos se comercializó un millón 142 mil 164 vehículos ligeros durante enero, 0.4 por ciento debajo del mismo mes de 2015.

Ante esa baja, Solís dijo: “Para nosotros una caída en EU es un foco amarillo, ese mercado históricamente ha representado 73 por ciento de las exportaciones”.

Explicó que la baja en las ventas de vehículos se atribuyó a las nevadas en ese país, fenómeno que posiblemente afecte también en febrero; no obstante, confió en que al cierre de año se comercialicen 18 millones de unidades y que México sea su segundo proveedor.

Los vehículos mexicanos ligeros vendidos en EU representaron 13.7 por ciento del total colocado en ese país, al exportarse 156 mil 471 unidades, una cifra nunca  antes vista, recalcó Solís.

De los países que proveen a Estados Unidos, Corea y México tuvieron tasas positivas en sus ventas, con avances de 11.5 y 8.3 por ciento, respectivamente, en tanto que Alemania presenta una tasa decreciente de -1.6 por ciento respecto a enero de 2015.

Las cifras de envíos de vehículos mexicanos por regiones muestran crecimiento solo en Estados Unidos, de 14.3 por ciento unidades adicionales a las exportadas en 2015. Mientras que el resto de las zonas geográficas presentó tasas negativas.

La exportación a Canadá disminuyó 24 por ciento, al vender 22 mil 751 unidades en enero; a América Latina cayó 16.4 por ciento, colocó 11 mil 100 unidades; para Asia disminuyó 41 por ciento, a Europa 38.1 y a África 67 por ciento.

Mercado interno

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), destacó el avance del mercado interno en enero, cuando se vendieron 119 mil 693 unidades, 15.4 por ciento más que el mismo mes de 2015.

Subrayó que la venta de enero estuvo alineada con los pronósticos de la asociación y es el reporte más alto para ese mes, y la expectativa es que en el corto plazo se mantenga un buen desempeño, en parte alentado por la mejora en la confianza del consumidor. La comercialización en el mercado mexicano durante enero de 2016 se integró en 44 por ciento con vehículos producidos en nuestro país y 56 por ciento en el extranjero.

Asimismo, recalcó que contribuyó una caída en la importación de vehículos usados provenientes de Estados Unidos; en 2015 se importaron 179 mil 577 de estas unidades, 60.6 por ciento menos respecto al año previo. No obstante, hizo un llamado para que se aplique la ley antilavado de dinero a la importación de autos usados y solicitó hacer más estricta la aplicación de normas para la introducción de dichos vehículos.

Sobre el mercado interno, Solís dijo que la expectativa es que al cierre del año se comercialicen un millón 430 mil unidades; sin embargo, esa cifra aún se encuentra por debajo del potencial del mercado mexicano, es decir, se venderían 11 vehículos por cada mil habitantes, cuando en Brasil y Argentina, que están en crisis, se venden entre 14 y 15 unidades.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]