Empresas de EU y México construirán un gasoducto

La obra se realizará en tres fases y tendrá un costo de entre 450 y 500 millones de dólares; la etapa inicial terminará en el primer trimestre de 2016, la segunda en 2017 y la última en 2019.
El combustible será para abastecer la demanda de la Comisión Federal de Electricidad.
El combustible será para abastecer la demanda de la Comisión Federal de Electricidad. (Paola García)

Dallas

La compañía estadunidense Oneok Partners anunció la conformación de una sociedad a partes iguales con la empresa mexicana Fermaca para construir un gasoducto que transportará gas natural desde el oeste de Texas a México.

El gasoducto, denominado Roadrunner Gas Transmission, será construido en tres fases y tendrá un costo de entre 450 y 500 millones de dólares, detalló la compañía estadunidense.

Agregó que el gasoducto iniciará desde las instalaciones de Oneok en Coyanosa, 80 kilómetros al suroeste de Odessa, Texas, hasta una nueva conexión en la frontera entre Estados Unidos y México, cerca de San Elizario, Texas, donde se conectará con el gasoducto Tarahumara de Fermaca.

La empresa estadunidense Oneok Partners es propietaria de gasoductos e instalaciones de procesamiento de gas natural, mientras que la mexicana Fermaca ofrece servicios de energía.

El proyecto incluye unos 320 kilómetros de tubería de 75 centímetros de diámetro, diseñada para transportar hasta 640 millones de pies cúbicos por día (mpcd) de gas natural.

El gasoducto transportará el combustible para abastecer la creciente demanda de este energético que registra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la productora y distribuidora de electricidad en México.

"Estamos muy contentos de asociarnos con Fermaca en este proyecto de gasoducto estratégico y por la oportunidad de añadir a nuestra extensa red integrada de 36 mil millas de tuberías de gas", apuntó en un comunicado el presidente y director ejecutivo de Oneok Partners, Terry K. Spencer.

"Activos estratégicos integrados Oneok Partners nos posicionan bien para prestar este servicio a la CFE y la expansión de los mercados de gas natural en México", añadió.

Spencer indicó esperan "con interés la construcción de una relación estrategia de largo plazo con la CFE y que este proyecto cumpla las necesidades de la demanda en curso de los grandes consumidores de gas natural en México".

Se prevé que la primera fase del proyecto termine el primer trimestre de 2016, con una capacidad para transportar 170 mpcd.

La segunda fase, que aumentará la capacidad disponible del gasoducto a 570 Mpc/d estaría terminada en el primer trimestre de 2017.

El proyecto estimó que la tercera y última fase será concluida en 2019 y aumentará la capacidad disponible en la tubería a 640 mpcd.

El costo estimado del proyecto es de entre 450 millones a 500 millones de dólares.

Prevén Resultados débiles de Mexichem

Se espera que durante la primera mitad del año se observen cifras débiles de Mexichem, tanto en ventas como en flujo operativo, de acuerdo con el área de análisis de Signum Research.

Pero conforme la estrategia de la empresa se encamine a aumentar eficiencias y sinergias entre las cadenas de valor, la creación de flujo operativo será mejor hacia el cierre de 2015.

Aunque algunas de las situaciones que impactan a la empresa petroquímica permanecerán, como la volatilidad cambiaria y las expectativas del aumento de la tasa de interés de referencia por parte de la Reserva Federal y el Banco de México.

Este último factor tendría impacto en las soluciones integrales, ya que las ventas de cloro vinilo y flúor están denominadas en su mayoría en dólares.

Asimismo, anticipan que la volatilidad en el precio del petróleo se mantenga con afectaciones para la cadena cloro vinilo, pero que a su vez es benéfico para la cadena de soluciones integrales.

Para Mexichem los analistas destacan cuatro ejes de consolidación: depuración del portafolio de productos, principalmente en soluciones integrales; mejorar la eficiencia en la ejecución de ventas a lo largo de las cadenas de valor; el aseguramiento de los insumos para la producción de PVC en el mediano y largo plazo, y la consolidación de las cadenas soluciones integrales y cloro vinilo. De esa manera los primeros tres puntos dejarían de lado una nueva adquisición en 2015. (Patricia Tapia/México)