La construcción se recupera tras crisis

El gasto y las licitaciones cobran dinamismo; además, un gran acierto del gobierno federal es que se ha estado adelantando el presupuesto: CMIC.

México

Luego de un año y medio de caídas, el sector de la construcción presentó su primer crecimiento en junio pasado, con 2.2 por ciento. Para este 2014, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) ya adelantaba que a partir del sexto mes el sector mostraría signos de recuperación.

Desde que asumió la Presidencia Enrique Peña Nieto —1 de diciembre de 2012—, a mayo de este año, la construcción presentó 18 meses consecutivos de caídas, indican datos del Inegi.

La administración de Peña Nieto recibió un sector que venía con constante crecimiento, pues en 2011 y hasta noviembre de 2012 se registraron números positivos.

En 2011 la construcción creció 4 por ciento y el siguiente año 2 por ciento.

Algunas razones que han dado los especialistas es que esto es normal por la transición de gobierno, lo que derivó en un gasto en infraestructura lento y en menos obra pública.

En 2013 el presupuesto que se aprobó para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) fue menor en 14 por ciento respecto al asignado en 2012, y las licitaciones se quedaron congeladas.

Para este 2014, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) ya adelantaba que será hasta el segundo semestre del año cuando el sector se recupere, y fue así, pues en junio, luego de 18 meses consecutivos de caídas, presentó su primer crecimiento, con 2.2 por ciento.

A escasos días de la presentación de su segundo Informe de gobierno, de acuerdo con la CMIC, el gasto y las licitaciones están cobrando dinamismo, uno de los grandes aciertos del gobierno federal es que desde el año pasado se ha estado adelantando el presupuesto.

Asimismo, se han licitado grandes obras, como los trenes de pasajeros México-Toluca y México Querétaro, la Línea 3 del Tren Eléctrico de Guadalajara y diversos proyectos carreteros, entre ellos el corredor carretero del litoral del Pacífico, el cual tendrá más de 800 kilómetros de longitud y unirá a Salina Cruz, Oaxaca, con Tepic, Nayarit.

Desde el comienzo de su administración, Peña Nieto dejó ver que tiene uno de los planes más ambiciosos en infraestructura, principalmente la enfocada en la conectividad de regiones.

En el Programa Nacional de Infraestructura (PNI) se destinó al sector de comunicaciones y transportes 1.3 billones de pesos, de los más favorecidos después del energético y de la vivienda.

Estimaciones de la Secretaría de Hacienda indican que ese programa, en el que la inversión total será de 7.7 billones de pesos, deberá alcanzar por lo menos entre 1.8 y 2 puntos porcentuales adicionales de crecimiento económico hacia finales del sexenio.

Uno de los mayores retos que tiene este gobierno es concretar dicha inversión, culminar o avanzar en los 743 proyectos que contiene el PNI.

Entre los pendientes que tiene la administración está la presentación del plan para ampliar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y definir la fecha de licitación del Tren Transpeninsular, ambos proyectos representan una inversión cercana a 140 mil millones de pesos.

RETO CARRETERO

Al finalizar esta administración se habrán construido 3 mil 250 kilómetros de nuevas carreteras y autopistas, con una inversión estimada de 188 mil millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Será un sexenio en el que se realicen numerosos proyectos en esa materia, al casi igualar los desarrollados en la administración de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), cuando se construyeron 3 mil 780 kilómetros.

Asimismo, superará los 2 mil 775 kilómetros desarrollados durante tres administraciones, es decir, de 1994 a 2012.

CLAVES

VARIACIONES

El mal desempeño significó que el PIB de la construcción en 2013 cerrara con una variación negativa de menos 4.5%, una de las más altas en los últimos años.

Datos de la SCT revelan que en 2013 la inversión, tanto pública como privada para carreteras, transporte ferroviario y puertos, ascendió a 87 mil 420.6 millones de pesos.

De las empresas de la construcción que operan en la informalidad, la CMIC apunta que de las 20 mil existentes, 10 mil están en esa situación. Otros asunto por resolver es el alto endeudamiento que tiene los estados y municipios con éstas y erradicar la informalidad.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]