El mal año para la construcción perjudicó la inversión fija bruta

En octubre la edificación residencial cayó 7.8 por ciento y la no residencial 7 por ciento.
Tiempos difíciles para la proyección y realización de obras.
Tiempos difíciles para la proyección y realización de obras. (Octavio Hoyos)

México

En octubre pasado, la inversión fija bruta sumó seis meses de caídas continuas a tasa anual, impactada en mayor medida por menores gastos realizados en la construcción, los cuales han mostrado retrocesos desde diciembre de 2012, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Específicamente, la inversión fija bruta mostró en octubre una caída de 5.6 por ciento, con respecto al mismo mes de 2012, derivada de la disminución de 7.4 por ciento en los gastos en construcción, así como del retroceso de 2.6 por ciento en la compra de maquinaria y equipo total.

Al respecto, especialistas de Banorte-Ixe Casa de Bolsa estiman que la inversión fija seguirá siendo moderada en los próximos meses, a pesar de que las perspectivas económicas han comenzado a mejorar, pues la reforma fiscal pesará en las decisiones de inversión, al implicar un menor ingreso disponible tanto para empresas, como para los hogares; adicionalmente, la inversión en construcción se mantendrá débil, pues continúa la recesión del sector.

El descenso registrado en los gastos realizados en construcción se debió a una menor generación de obras de edificación residencial, la cual descendió 7.8 por ciento, y a un retroceso de 7 por ciento en la no residencial, derivado de la disminución de obras de
edificación de inmuebles comerciales y de servicios; construcción de carreteras, puentes y similares; de obras de urbanización; naves y plantas industriales, y obras de generación y conducción de energía eléctrica.

Por su parte, al interior de la caída de 2.6 por ciento mostrada en la inversión fija bruta en maquinaria y equipo total, se observó que los gastos en maquinaria y equipo de origen nacional descendieron 5.3 por ciento, originado, entre otros elementos, por el decremento de las adquisiciones de maquinaria y equipo agrícola; muebles; equipo y aparatos de distribución de energía eléctrica; así como en la maquinaria y equipo para la construcción, y para levantar y trasladar.

En cuanto a los gastos en maquinaria y equipo de origen importado, estos fueron inferiores en 1.4 por ciento, como consecuencia de las menores compras de maquinaria y equipo como máquinas y material eléctrico; manufacturas de fundición de hierro y acero; plástico y sus manufacturas; instrumentos musicales; vidrios y sus manufacturas, y de productos de aluminio y sus manufacturas, principalmente.

Con cifras ajustadas por estacionalidad, la inversión fija bruta se redujo 0.33 por ciento en el décimo mes de 2013, en comparación con el mes inmediato anterior.