Los conflictos económicos no benefician al sector prendario

Solo en épocas de bonanza la gente necesita más dinero para sus proyectos, asegura.
El director general del NMP busca recuperarse de un mal año.
El director general del NMP busca recuperarse de un mal año. (Claudia Guadarrama)

México

Al contrario de la creencia de que las crisis económicas benefician al sector prendario, porque más personas acuden a empeñar sus bienes, la realidad es que muchas se olvidan de sus planes y dejan de requerir dinero, aseguró Javier de la Calle, director general de Nacional Monte de Piedad.

Quien fuera director general de Ixe Banco antes de su fusión con Banorte, en conversación con MILENIO explicó que aunque parece que el empeño es un esquema contracíclico, lo cierto es que en épocas de bonanza la gente tiene proyectos para los que necesita más dinero, no así en las crisis.

Respecto a los planes que tiene el instituto, enfatizó que después del crecimiento acelerado de los últimos tres años la prioridad será buscar la consolidación en territorio nacional, para luego pensar en temas que se han puesto sobre la mesa, como la proyección a otras naciones y la transformación en banco.

¿Cómo califica el desempeño del sector prendario en 2013?

Definitivamente no fue un buen año para el medio en general, y no lo fue para las instituciones de préstamo prendario por dos cosas: la drástica caída en el precio del oro y la afectación adicional producto de la baja demanda.

Hubo menos requerimiento de préstamos, no solo en nuestro sector, sino en toda la economía en general; si uno voltea a ver el crédito al consumo de la banca, se ve claramente una disminución. Hay información que revela que el año pasado fue complicado para las casas de empeño; en vez de crecer como veníamos haciéndolo, el sector tuvo una contracción importante, de 30 por ciento.

La economía está en una etapa de bajo crecimiento, se tiene la creencia de que eso es bueno para el sector porque tienen más clientes, ¿qué tan real es?

Mucha gente cree que el empeño es un esquema contracíclico, pues pareciera que cuando hay crisis y a la economía le va muy mal, las personas recurren al empeño, pero no es cierto, es al revés; muchas veces, cuando las personas tienen planes de inversión necesitan más dinero, por lo que recurren al empeño; entonces, cuando a la economía le va mal, por consecuencia al empeño también, porque deja de haber demanda. Efectivamente, al igual que al resto de la economía, el pasado fue un año para olvidar.

¿Confía en la pronta recuperación de la economía para que a su vez regrese el impulso del sector?

El arranque de este año, concretamente enero y febrero, fue muy malo para el sector; sin embargo, marzo y abril han sido mejores, ya se empieza a sentir —como lo indican las autoridades— una recuperación, y aunque aún de manera discreta ya empieza a correr el dinero en la sociedad. Han sido dos meses buenos, nos falta ver mayo para comprobar que esto se empieza a sostener pero, efectivamente, vemos que la gente comienza a requerir un poco más de dinero para sus actividades, y eso es bueno porque habla de que la economía se empieza a reactivar.

¿Alcanzará para que Nacional Monte de Piedad logre su objetivo de colocación de crédito?

El año pasado pensábamos originalmente otorgar 10 millones de préstamos y no lo logramos; más que el tema del oro, lo que afectó fue la baja cantidad de préstamos que se pedían, nos quedamos en 9.3 millones, pero para este año nos hemos puesto nuevamente el objetivo de llegar a 10 millones, y si bien hemos arrancado lento, tenemos confianza de lograrlo. Para ponerlo en términos de dinero, si alcanzamos esta cifra, el monto colocado será de 25 millones de pesos, y aunque es la misma meta del año pasado, estamos confiados porque todo apunta a que las cosas mejorarán.

¿La rápida expansión que ha mostrado la institución los ha llevado a pensar en otros territorios o en otra figura, como la bancaria?

Es viable llegar a otros países, pero todavía no está en nuestro plan, creemos que todavía tenemos muchos retos en México, hay gente a la cual todavía podemos servir; aún no terminamos con México, pero cuando terminemos, nos preocuparemos por llegar a otras naciones. En cuanto a ser banco, por supuesto que lo hemos pensado, lo fuimos durante más de 70 años, pero creemos que aún podemos ofrecer apoyo en el ramo prendario; sin embargo, en su momento no vamos a tener miedo de hacerlo y daremos los pasos necesarios que se requieran. Aunque, más bien, estamos en un momento de consolidación, luego de que en solo tres años duplicamos la red y pasamos de 150 a 315 sucursales.

¿Monte de Piedad es una opción para quien no tiene acceso a la banca o busca competirle?

Cuando una persona necesita un préstamo puede recurrir a un banco o puede venir a Nacional Monte de Piedad, pero lo que va a encontrar aquí es un crédito inmediato prácticamente sin requisitos y en mejores condiciones de pago, eso lo sabe la gente, por eso muchos recurren a nosotros.