Condusef alerta sobre robo de tarjetas de crédito o débito

Pablo Velázquez, subdelegado de la dependencia en Coahuila, informó que los "talladores" solicitan el plástico y lo intercambian por uno inservible, que obliga al usuario a repetir su NIP en pantalla.
En La Laguna, la Condusef alerta sobre el robo de tarjetas de crédito o débito.
En La Laguna, la Condusef alerta sobre el robo de tarjetas de crédito o débito. (Sara Escobar/Archivo)

Torreón, Coahuila

La Condusef alertó a la población usuaria de tarjetas de crédito o débito, sobre la incidencia de robos de estas herramientas financieras en cajeros automáticos de la Comarca Lagunera.

De acuerdo a Pablo Velázquez, subdelegado de la dependencia en Coahuila, indicó que este delito se presenta con los llamados "talladores", que engañan a los usuarios, pues intercambian no sólo la tarjeta bancaria y el NIP para luego hacer uso realizando compras de manera irregular.

En restaurantes y bares continúa presentándose el delito de robo de datos del plástico, al tomar fotografías a la tarjeta para posteriormente hacer compras telefónicas o por internet con esa información.

Luego es que se presentan las reclamaciones de cargos no reconocidos por uso de tarjeta de crédito o débito: "No es propiamente un robo de identidad pero sí lo es un robo de información".

"Generalmente este tipo de delincuentes conocidos como "talladores", operan los fines de semana y abordan a la personas de edad mayor".

Son dijo, los famosos "talladores" que llegan al cajero y le indican al usuario que deben tallar la tarjeta, se la quitan al cliente, la tallan, pero se la intercambian por otra que no sirve.

Entonces el cliente no se da cuenta del cambio, pero en el proceso de la "ayuda", el delincuente se percata del NIP luego que el usuario hizo varios intentos por acceder a su cuenta, sin éxito.

Obviamente el delincuente ya obtuvo los datos para poder hacer uso de la tarjeta y poder realizar compras posteriores.

"En la Comarca sí existe esta incidencia, generalmente este tipo de delincuentes operan los fines de semana y abordan a la personas de edad mayor, ya que es más fácil que requieran ayuda o que puedan ser sorprendidos en el momento del cambio".

Pablo Velázquez recomendó que el usuario utilice un cajero que esté dentro de una sucursal bancaria, de preferencia en horas hábiles, para que no haya gente que pueda sorprender a los usuarios.

O de lo contrario, ir acompañado para tratar de disminuir ese riesgo de ser víctima de estos delincuentes, que generalmente operan los fines de semana aprovechando que el banco está cerrado.

JFR