¿Qué es un concurso mercantil?

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, explica lo que implica un concurso mercantil y su significado.
José Luis de la Cruz explicó los estudios que están desarrollando.
José Luis De la Cruz, Director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Raúl Palacios)

México

El juez  Felipe Consuelo Soto admitió el recurso de la PGR para que la empresa Oceanografía entrara a concurso mercantil. Él mismo fue quien dio curso al concurso mercantil de Mexicana de Aviación antes de declararse en quiebra, pero ¿en qué consiste exactamente un concurso mercantil?

 “Es el último recurso al que pueden recurrir las empresas previo a  declararse en quiebra, es decir, cualquier empresa que tenga problemas financieros puede recurrir a este esquema justamente para manifestar que tiene problemas importantes en términos financieros. Es un proceso intermedio de negociación con los acreedores donde se busca llegar a un acuerdo entre las partes para reestructurar los esquemas y problemas de la empresa”, explica José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Según De la Cruz, las ventajas del concurso mercantil es que los acreedores pueden lograr un consenso que pueda hacer de nuevo viable a la empresa o al menos saber que una parte de ella se va recuperar y, por otro lado, un acuerdo entre los involucrados permitiría renegociar el endeudamiento de la empresa y el plazo de pagos.

Participan todas las partes involucradas de la empresa; los trabajadores, los acreedores y todos los que tengan una relación financiera legal con la empresa. Los acreedores saben en un momento dado que si no se llega a un acuerdo favorable en el concurso mercantil corren el riesgo de no cobrar el financiamiento que dieron, puesto que se declararía la quiebra”, asegura José Luis de la Cruz.

El director del IDIC afirma que es un proceso que puede durar años, pues depende de la empresa y del tamaño del problema, y que entrar a concurso no significa que la empresa será rescatada.

“Digamos que el concurso mercantil no es un rescate en sí, es un proceso de reestructuración donde en un momento dado podría darse un rescate. Eso no significa que alguien va rescatar a la empresa”.

Sobre quiénes pueden solicitar el recurso de concurso mercantil, el experto señala que lo ideal es que lo haga la empresa que está en riesgo pero que puede haber excepciones como en el caso de Oceanografía.

“En un momento dado, en casos extremos donde exista una presunción de actividades ilícitas donde se sabe que hubo problemas financieros y donde se manejaban recursos públicos, una autoridad puede solicitarlo.”