• Regístrate
Estás leyendo: Con mucha cuerda
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 23:57 Hoy

Con mucha cuerda

Jorge Gustavo ha tenido la oportunidad de ir a la Universidad, dirigir una empresa familiar y, recibir un premio de Cleantech Challenge, por su empeño y pasión, en su proyecto de reciclado de pet.
Publicidad
Publicidad

Ropet es una contracción de la palabra en inglés rope, cuerda, y pet, material con el que se fabrican algunos envases, comparte Jorge Gustavo Solís Rosado, quien, durante seis años, dirigió la empresa familiar que, precisamente, fabricaba cuerdas de polietileno. Actualmente Jorge impulsa un proyecto para hacer cuerdas con pet reciclado.

“Es un esfuerzo por producir algo útil para la gente, con un desperdicio que no sabemos qué hacer con él”.

Cuenta Jorge que “la idea de hacer las cuerdas reciclando el pet empezó cuando la fábrica dejó de exportar y al voltear al mercado nacional se vio en desventaja, pues su certificación le exigía cierta calidad y un mayor costo y no podían competir”.

En ese momento, Jorge pensó en el pet, un material que aún no tenía tanta demanda como ahora. Empezó a hacer pruebas logrando una mayor calidad que el producto que se vende ahora, “más económico, resistente y estético.

TE RECOMENDAMOS: El Mole de las Cervezas

Sin embargo, la maquinaria no era la adecuada. La empresa fue cerrada. Entonces Jorge abrió un pequeño negocio de reciclado de papel y, como le empezó a llegar pet, revivió su proyecto.

Jorge buscó una incubadora, para impulsar su idea, pero se dio cuenta que para él era muy complicado empezar un proyecto como startup.

“Tengo tres hijos, trabajo en la empresa de mi padre y tengo otro negocio que hace remolques y carros, con otro socio”, afirma.

Luego su mujer le propuso acudir a Cleantech Challenge, ahí encontró mayor flexibilidad y llegó a la etapa final. Sin embargo, al ver los otros proyectos, llegó a la conclusión de que el suyo, aún no está listo para participar en este tipo de instancias. Por ahora, Jorge prefiere ir paso a paso haciendo pruebas, a su ritmo, capacidad y aportaciones. Ya ha comprado parte de la maquinaria. “Le queda claro que tiene que trabajar en un prototipo para regresar al ecosistema, ya que no hay muchos fondos que quieran invertir en ideas”.

Con todo Jorge Gustavo Solís, ganó un premio al emprendedor de Cleantech Challenge, a su empeño y pasión que lo hizo sentir, por primera vez, realmente como un emprendedor y capaz de hacer algo “que beneficie a la gente para regresar algo de lo mucho que ha recibido”.

A Jorge le desespera “sentirse limitado, le molesta que la gente lo desaliente. Considera que los mexicanos tienen capacidad para cambiar a mundo. “Sólo faltan caminos para que nos demos cuenta de ello, más apoyos para proyectos e ideas y, sobre todo, confiar en nuestro potencial”.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.