Ley antimonopolios desalentaría fusiones y adquisiciones entre empresas

La Ley Federal de Competencia Económica eliminaría la facilidad de cerrar transacciones de una manera competitivamente neutra, indicó el ex comisionado de la Cofece, Rodrigo Morales.

Monterrey

La iniciativa de Ley Federal de Competencia Económica vendría a desalentar las operaciones de fusiones y adquisiciones entre empresas, al representar un mayor costo por la sobrerregulación que se plantea, dijo Rodrigo Morales Elcoro, ex comisionado de la Comisión Federal de Competencia (Cofece).

El especialista que ofreció una charla a socios del Colegio de Economistas de Nuevo León, consideró que la legislación eliminaría la facilidad de cerrar transacciones de una manera competitivamente neutra, antes de recibir una resolución de la propia autoridad, dado que el plazo aumentaría en 30 días, de los actuales 30 a 60 días.

"Esta ampliación de horario no tiene sentido, ya que el tiempo de respuesta se ha venido acortando en este rubro".

Dijo que el 80 por ciento de las adquisiciones y fusiones se resuelven en cinco semanas.

Señaló la inconveniencia de "meter en una sola bolsa" inmunidad contra terminación anticipada.

Además, consideró que antes deberían de corregirse ciertos "errores" de sobrerregulación que implicarán costos excesivos para las empresas que realizan fusiones y adquisiciones.

Expuso que también existen en la iniciativa de Ley una serie de imprecisiones en algunos conceptos, tales como el de que la autoridad considerara "insumos estratégicos" susceptibles de controles de precios, o bien, los términos bajo los cuales la autoridad determinará prácticas monopólicas absolutas o relativas.

El también catedrático de la Escuela Libre de Derecho habló durante la ceremonia de cambio de mesa directiva del Colegio de Economistas de Nuevo León, donde Abel Hibert entregó la estafeta a Lester García, quien fungirá como dirigente del colegio por un año.

Recomendó que esta iniciativa de Ley se debata e incluso se realice una consulta popular seria, y bien podría ser una especie de Conferencia Parlamentaria, esto le daría legitimidad a esta importante iniciativa de Ley Federal de Competencia Económica.

Otro punto que mencionó como importante para esclarecer sobre todo ahora con la reforma energética, tiene que ver con los insumos esenciales -fracción o parte de la infraestructura- para que los operadores que entren al mercado puedan acceder a infraestructuras que se han venido creando bajo el paraguas de una empresa pública con privilegios gubernamentales, esa, añadió, es una situación donde debe aplicarse el concepto de insumo esencial.

"A fin de que la reforma energética alcance su potencial si se van a requerir criterios precisos, coparticipación en infraestructura, lo que hace más cuestionable el concepto de insumos esenciales cuando se le quiere extender a áreas donde la inversión o recurso ha sido creado a través de desarrollo privado asumiendo riesgos e invirtiendo".

Es importante definir un marco adecuado y competitivo si no se quiere que la reforma energética se frustre.

Marco Antonio Mascarúa, director jurídico de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, también participó en el panel, el especialista dijo que la iniciativa de reforma contempla procesos "draconianos" que restan dinamismo, dado que al tener que presentar un caso se debe invitar a los siete comisionados a participar y no sólo eso sino hasta grabar su participación.