En 2017 la comida callejera generará más de 11 mil mdd

La reforma fiscal impulsó el uso de efectivo y favoreció la informalidad, dice la Canirac.
La mayor parte de los puestos callejeros están en el DF y Edomex.
La mayor parte de los puestos callejeros están en el DF y Edomex. (Sara Escobar)

México

La oferta culinaria de los puestos informales se ha extendido, pues no solo se enfoca en los alimentos populares como tacos, quesadillas o hamburguesas, también se puede encontrar comida japonesa o china, a domicilio o, incluso, en tianguis y mercados; y así como el menú se ha extendido, también su valor. La estimación es que este segmento generará en dos años más de 11 mil 700 millones de dólares en el país, de acuerdo con la consultora internacional Euromonitor.

La firma informó que la comida callejera será el segundo nicho más importante dentro de la industria de alimentos, solo  detrás de los establecimientos llamados full service, como Vips, Chilis y Wings, entre otros, que llegarán a una cifra de más de 31 mil millones de dólares.

Con base en el tamaño total de la industria de servicios de alimentos en México (108 mil millones de dólares), el full service representa aproximadamente 26.6 por ciento y el informal 11.2 por ciento.

Hugo Vela Reyna, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), detalló que los puestos callejeros han repuntado, debido a la falta de crecimiento económico en el país en los últimos años, pero también como consecuencia de la baja creación de empleos y la mala remuneración.

En este sentido, Oliver Ambía, director del Departamento del Finanzas del Tecnológico de Monterrey (Tec), señaló que por un lado la gente con trabajo no tiene los recursos para ir a un establecimiento formal, porque los precios son más altos, y los desempleados buscan la manera de autoemplearse, siendo este nicho una opción.

Por debajo de los puestos callejeros de comida se encuentra el segmento de comida rápida, como es el caso de las trasnacionales Burger King o McDonald’s, que tienen un valor económico de 7 mil 570 millones de dólares.

Incluso los establecimientos enfocados a la vida nocturna, como los bares, desde los independientes hasta las cadenas, junto con las cafeterías están en lugares más abajo, con una cifra de 5 mil 350 millones de dólares.

Para el presidente de la Canirac, un efecto que vino a fomentar la informalidad en el segmento de servicios de comida fue la reforma fiscal, implantada por el gobierno federal en 2014, ya que redujo el poder adquisitivo de las personas y significó una mayor vigilancia hacia las personas que usaban sus tarjetas de crédito y débito.

“La reforma fiscal tuvo un efecto de contribuir al uso de efectivo y así favoreció al segmento de informalidad”, acusó Hugo Vela.

El especialista del Tec señaló que en el actual escenario macroeconómico, donde se espera continúe con ligeros crecimientos, este segmento informal crecerá más, perjudicando las ventas de los grandes grupos como Burger King y McDonald’s.

Euromonitor detalla que otros nichos que se encuentran por debajo la comida en la calle en México son los establecimientos de venta de pizza, como Domino’s o Benedetti’s, con un valor en 2017 de 2 mil 700 millones de dólares, y la comida a domicilio, con 830 millones de dólares.

Vela Reyna agregó que con base en cuánto venden los puestos informales (11 mil millones de dólares) significa una pérdida de por lo menos un millón de empleos, y por consecuencia hay una afectación a las finanzas públicas por menor pago de impuestos.

El líder camaral especificó que las entidades con mayor número de estos establecimientos son Distrito Federal y Estado de México.

Una forma para desincentivar la informalidad es simplificando administrativamente los procesos para la apertura de locales de comida, ya que existe una sobrerregulación, pues se tiene que entregar documentos a gobiernos municipales, estatales y federales, señala el presidente de la Canirac.

“Si se dieran las facilidades simplificando de forma drástica todo lo que son permisos, licencias y multas importantes, todo cambiará”, mencionó.

Si no hacemos estos cambios, la informalidad va a seguir proliferando, siendo una competencia desleal, ya que mientras hay personas que arriesgan su patrimonio con negocios formales, existen otras que abren sus locales en la calle sin ningún pago de impuesto o salubridad, indicó el presidente de Canirac.

Por su parte, el especialista del Tec, mencionó que el gobierno debe mejorar las condiciones económicas del país para que las personas vean que existen beneficios tangibles abriendo un negocio formal.

Del lado de la sociedad debemos cambiar la mentalidad de promover la ilegalidad desde las llamadas “mordidas” hasta la compra en puestos
callejeros.