Estados con comicios tienen menos ingresos

La situación genera presión financiera para los gobernadores entrantes; para entidades petroleras, como Veracruz, se agrava.
Caída de la actividad petrolera pega a economías locales.
Caída de la actividad petrolera pega a economías locales. (Paola García)

México

Los estados donde habrá elecciones a gobernador en junio próximo registraron una desaceleración de ingresos, un aumento en la deuda y un rezago en la calidad de los programas sociales, de acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“El panorama de ingresos luce complicado para la mayoría de los estados que tendrán elecciones para gobernador en 2016, por el nivel de ingresos, la evolución del endeudamiento y algunos rezagos sociales”, escribió en un reporte el investigador de ese centro Kristobal Meléndez.

En entrevista, señaló que ese escenario genera presión financiera para los gobernadores entrantes, y para entidades con actividad petrolera y una deuda importante, como Veracruz, puede agravarse.

Tamaulipas, Aguascalientes, Zacatecas, Quintana Roo, Sinaloa, Chihuahua, Tlaxcala, Durango, Puebla, Veracruz, Hidalgo y Oaxaca son los estados en los que habrá elecciones para gobernador.

El gobierno federal otorga participaciones a las entidades y estos recursos componen la mayor parte de su presupuesto. Los estados que celebrarán elecciones, excepto Quintana Roo, registraron un crecimiento en la captación de dichos recursos de la Federación por debajo del promedio nacional, de 10 por ciento en su medición per cápita entre 2013 y 2016.

En términos nominales, los niveles de participaciones que recibe la entidad por cada habitante son bajos, señaló el CIEP. Sinaloa, Chihuahua, Tlaxcala, Durango, Puebla, Veracruz, Hidalgo y Oaxaca registraron participaciones per cápita en 2016 inferiores al promedio nacional, de 5 mil 600 pesos.

Solo Tamaulipas, Aguascalientes, Zacatecas y Quintana Roo reciben participaciones federales por arriba de dicho promedio per cápita.

El CIEP señala que en cuanto a las aportaciones federales, que se usan para atender demandas de bienes y servicios a la población, como infraestructura, exceptuando a Chihuahua y Puebla, las entidades federativas que celebrarán elecciones recibieron recursos por arriba del promedio per cápita, de 5 mil 232 pesos.

Sin embargo, el centro de investigación subraya que la mayoría de los estados con elecciones este año registra niveles de recaudación local por habitante inferior al promedio nacional, de mil 818 pesos.

“Solo Quintana Roo, Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas y Aguascalientes recibieron recursos por este tipo de ingreso superiores a la escala nacional en 2014. La baja recaudación local propicia una alta dependencia de la Federación”, señala el análisis del CIEP.

“La recaudación local de Tlaxcala, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz, Durango y Zacatecas representa menos de 10 por ciento del total de participaciones y aportaciones, por lo que son estados con una alta dependencia de los recursos federales”, añade.

Participaciones federales por debajo del promedio nacional y una recaudación local que no elimina la dependencia respecto de esos recursos son elementos que añaden presión a las finanzas públicas locales, en especial en aquellas que aumentó su deuda en 2016 y dejarán obligaciones financieras pendientes.