• Regístrate
Estás leyendo: Comercios cobran comisión prohibida por pago con tarjeta
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 18:18 Hoy

Comercios cobran comisión prohibida por pago con tarjeta

Desde las cadenas como Office Depot, Price Shoes, Costco y Sam’s, hasta pequeñas tiendas, papelerías y médicos van contra inclusión bancaria.

Publicidad
Publicidad

Aunque está prohibido, algunos de los grandes comercios que operan en el país cobran comisiones de entre 2 y 5 por ciento a sus clientes que pagan con tarjetas de crédito o débito.

De acuerdo con especialistas, esa práctica desincentiva el uso de dinero electrónico, al dejar entre los consumidores la percepción de que usar efectivo es más barato.

Múltiples reportes hechos por consumidores ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señalan que restaurantes, tiendas multilínea y departamentales, así como servicios de taxis realizan la mala práctica de hacer el cargo adicional.

Entre los comercios señalados por los usuarios se encuentran algunas sucursales de tiendas de la talla de Office Depot, Levi’s, Price Shoes, Costco, Sam’s y los restaurantes California.

El cobro adicional por pagar con tarjetas de crédito o débito está tajantemente prohibido en los contratos entre bancos y comercios, por ello el cliente tiene un par de opciones: denunciar ante la Profeco o ante la institución bancaria dueña de la terminal punto de venta.

De acuerdo con Luis Fabre, vicepresidente de la Condusef, se trata de una acción indebida que han detectado en algunos establecimientos de varios sectores y tamaños; sin embargo, las autoridades financieras no pueden hacer nada para detenerlo, puesto que no tienen injerencia en ellas.

Según el organismo, el cobro de comisiones adicionales por usar dinero electrónico incumple un pacto entre instituciones bancarias y comercios, dado que el contrato entre ambas partes señala con claridad que el uso de terminales punto de venta no debe repercutir en el costo de los bienes y servicios.

El aumento de precios por pagar con tarjeta no solo se da en los grandes establecimientos pues, según reportes ante los organismos defensores del consumidor, pequeños negocios, como talleres mecánicos, bases de taxis, clínicas de ginecología, escuelas, dulcerías, tiendas de abarrotes y restaurantes también realizan esa práctica.

Un caso en la Ciudad de México es el de algunas bases de servicio de transporte, como el de la empresa 4000 Taxi, que cobra extra a los usuarios que pagan el viaje con tarjeta de crédito; otro es el de algunas concesionarias de la armadora japonesa Nissan.

Fuera de la ciudad es más evidente. En Cancún se están equipando taxis con terminales punto de venta, pero los usuarios que decidan pagar con tarjeta de crédito tienen que absorber un costo adicional de dos dólares con 50 centavos en zona turística y de 35 pesos en el centro.

TAMBIÉN EL GOBIERNO

Llama la atención que un organismo gubernamental como Caminos y Puentes Federales (Capufe) tenga múltiples quejas de los usuarios, porque al momento de pagar su tarifa con dinero electrónico se les notifica del cobro de una comisión de 3 por ciento.

Consultado al respecto, Grupo Financiero Banamex expresó que aunque la práctica es un hecho, ningún comercio debería hacer algún cobro extra por pagar con tarjeta.

De acuerdo con clientes afectados, el principal argumento de los encargados de realizar esas acciones en los diferentes comercios es que se trata de una medida para hacer frente a ciertos recargos que les hacen las instituciones bancarias por usar sus terminales punto de venta.

Al respecto, la Asociación de Bancos de México (ABM) explicó que es verdad que al establecimiento le cuesta una comisión recibir pagos electrónicos; no obstante, accede a beneficios como el aumento en ventas, disminuye costos de operación y su seguridad se incrementa al disminuir el efectivo, al ser menos vulnerable a un robo.

Pequeños comerciantes que cobran esa comisión a sus clientes explicaron que es una medida para protegerse en caso de no cubrir las ventas mínimas que les piden las instituciones bancarias por proporcionarles las terminales punto de venta que sirven para aceptar pagos electrónicos.

Según estudios de las empresas globales de pagos electrónicos que operan en México, MasterCard y Visa, un establecimiento comercial que decida dar un giro y aceptar pagos con tarjetas puede elevar sus ventas hasta 30 por ciento, lo cual les genera importantes ganancias
adicionales.

Cálculos de la Condusef indican que si solo 2 por ciento de las compras diarias que se realizan en el país fueran cargadas con esta comisión, el número de personas afectadas sería de 73 mil, mientras que el importe adicional generado ascendería a más de 2.2 millones de pesos diarios, una ganancia indebida.

La Profeco tiene la capacidad de clausurar los comercios que hagan los cobros indebidos, mientras que el banco dueño de la terminal punto de venta puede retirarla, toda vez que no se cumple con lo estipulado en el contrato bilateral.

Para el vicepresidente de la Condusef, Luis Fabre, el hecho de que algunos comercios cobren más por pagar con tarjeta no abona a la inclusión financiera, dado que deja la impresión errónea entre la población de que usar dinero electrónico es más caro que recurrir al efectivo.

Asimismo, destacó que, para los comercios, aceptar pagos con tarjeta es benéfico, dado que disminuyen sus costos y se evita el traslado de efectivo, lo que elude el riesgo que significa llevar a depositar al banco las ventas del día.

EL DATO

La Condusef calcula que si solo 2% de las compras diarias fueran cargadas con esta comisión, las personas afectadas serían 73 mil, y el importe de más de 2.2 mdp diarios.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.