En 2016 habrá cobertura petrolera: Luis Videgaray

Analistas dicen que el precio por barril de mezcla mexicana amparado podría rondar entre 20 y 40 dólares, pues las condiciones sugieren un precio promedio de 50.
Luis Videgaray Caso, titular de Hacienda y Crédito Público.
Luis Videgaray Caso, titular de Hacienda y Crédito Público. (Armando Ayala/Notimex)

México

México sí contratará coberturas para su producción petrolera de 2016 para enfrentar  la caída en los precios del crudo, aseguró Luis Videgaray, secretario de Hacienda.

En el marco de la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial  (BM) que se llevó a cabo en Washington, el funcionario declaró a Bloomberg que se adquirirán coberturas no obstante que podría haber precios más bajos del petróleo.

“Sí vamos a contratar coberturas, ciertamente no serán coberturas al precio al que fuimos capaces de tomar para este año, pero tomaremos lo que el mercado nos dé”.

Según especialistas, esto significa que el gobierno federal está dispuesto a contratar coberturas a un precio por debajo de los 50 dólares por barril tomando en cuenta las cotizaciones actuales de la mezcla de exportación.

Se estaría buscando proteger los ingresos públicos a un precio que podría rondar entre 30 y 40 dólares por barril, ya que según las condiciones del mercado sugieren que se estabilizará en 50 dólares por barril.

Para este año se contrataron coberturas a un precio de 76.40 dólares que costaron 10 mil 467 millones de pesos a través de 43 operaciones en los mercados de derivados internacionales con siete instituciones.

El año previo la cobertura costó unos 450 millones de dólares (unos 300 millones menos), por lo cual el gobierno dejó “dinero en la mesa”, como dijo el propio Videgaray pues la cobertura se pagó a 85 dólares por barril y el promedio anual fue de 90.

Según los analistas en energía de Mercatus, las negociaciones de coberturas de petróleo que hace México anualmente “constituyen el tipo de evento que mueve los mercados”.

En este sentido, un analista en México, que pidió el anonimato, consideró  acertado que Videgaray hable del tema en un contexto en el que el mercado petrolero tiene mucha volatilidad con influencias geopolíticas.

“Es bueno que ofrezca información para los mercados, pues da certidumbre respecto a lo que sucederá con las finanzas públicas”, afirmó el analista.

El programa de cobertura para 2015 contempló dos estrategias complementarias. Por un lado se adquirieron opciones de venta tipo put a un precio de ejercicio promedio de la mezcla mexicana de exportación de 76.4 dólares por barril, a través de una combinación de opciones sobre el crudo Maya y el Brent, los cuales son cotizados en los mercados internacionales.

Las opciones de venta funcionan como un seguro, por el cual se paga una prima al momento de su adquisición y en caso de que el precio promedio de la mezcla mexicana observado durante el año se ubique por debajo del precio pactado, otorgarían un pago al gobierno federal que compensaría la disminución en los ingresos presupuestarios.

En este sentido, analistas de BMI Research dicen que si bien el costo de las coberturas puede seguir al alza, no será factible ver en 2016 un programa de similar magnitud al de este año, por lo que el ajuste presupuestario que proponga Hacienda deberá mantener la consolidación fiscal en línea. Con ello, el gasto del gobierno federal, si bien limitado, no requerirá que el país incurre en deuda.

Por otro lado, para cubrir la diferencia de 2.6 dólares que quedarían descubiertos entre el precio ponderado de las opciones de 76.4 dólares y los 79 dólares por barril establecidos en la Ley de Ingresos para el 2015, se creó una subcuenta en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), denominada “Complemento de Cobertura 2015”, con 7 mil 944 millones de pesos.

Esos recursos están disponibles de manera inmediata para cubrir la diferencia entre el precio de ejercicio de las opciones y el precio establecido en la Ley de Ingresos. Además, en adición a los recursos de la subcuenta, el FEIP cuenta tiene 33 mil641 suplementarios para proteger la solidez de las finanzas públicas, en apego al artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Mejor que otros emergentes

Por otra parte, el titular de Hacienda dijo a Notimex en  la misma cumbre que México está protegido y cuenta con un mejor perfil que otros países emergentes para enfrentar una mayor volatilidad en los mercados financieros, ante un eventual cambio en la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Afirmó que la forma de prevenirse fue con el ajuste al gasto, contar con amplias reservas internacionales, la línea de crédito flexible del FMI y con las coberturas petroleras.

“Todos esos son elementos de protección, elementos prudenciales precisamente para enfrentar un escenario como el que sin duda vamos a enfrentar”.

Consideró que todos los países emergentes deben estar ocupados tomando medidas prudenciales para encarar ese escenario que ocurrirá y que implicará turbulencia financiera.

En México, dijo, “nos hemos venido preparando, tomando medidas (pero) eso no quiere decir que no vayamos a sentir la volatilidad, por supuesto que la sentiremos”.

Videgaray reconoció que además del impacto que tendrá el alza de las tasas de interés de EU en los mercados financieros y los flujos de capitales, no se anticipa una recuperación de los precios del petróleo a los niveles de los últimos años.

La estimación preliminar de la Secretaría de Hacienda, fijada en los Pre-Criterios de Política Económica que entregó al Congreso de la Unión en abril pasado, es de un precio promedio para la mezcla mexicana de exportación de 55 dólares por barril para 2016.