Clúster de Vivienda espera un 2017 positivo para el sector

Los planes urbanos a nivel federal, el crecimiento vertical en las ciudades y el bono demográfico del país serán los impulsores del desarrollo en el próximo año.

Monterrey

L os indicadores del cierre del año apuntan que el 2017 será bueno para el sector vivienda, argumentó Víctor Salazar, director del Clúster de Vivienda de Nuevo León.

Los planes urbanos a nivel federal, el crecimiento vertical en las ciudades y el bono demográfico del país serán los impulsores del crecimiento en el 2017, pese a que el entorno macroeconómico parece complicado para todos los demás sectores.

"Para 2017 vemos un año en el que la industria va a migrar hacia el sector de vivienda media y la residencial un poco todavía. Sobre todo por el incremento que hizo el Infonavit en el crédito.

"Vemos un año muy positivo, y en Nuevo León vemos que la industria también se va a ir moviendo hacia esos nichos, que habían estado un poco olvidados", consideró Salazar en entrevista con MILENIO Monterrey.

En la entidad, puntualizó, se espera que el boom de vivienda vertical sea uno de los factores que más impulsen el crecimiento en el estado de Nuevo León.

Esto porque esta opción no sólo se está volviendo atractiva para los compradores, sino para las financieras y banca.

La colocación de créditos del Infonavit en Nuevo León en los pasados dos años ha sido muy buena, recordó Salazar, y se espera que la tendencia siga el próximo año.

De acuerdo a cifras del propio instituto, la entidad es líder de colocación de créditos a nivel nacional, pero la banca también es un jugador importante en la colocación de créditos y vivienda nueva (y usada) en Nuevo León.

"Por un lado, la oferta hipotecaria va a ser atractiva, va a haber una oferta muy buena en temas de financiamiento, tanto oficiales, como la banca, directamente con ellos o bien en confinamientos. La oferta hipotecaria no solamente se mantiene; se aumenta en monto", puntualizó.

Sin embargo, reconoció que este probable que la apuesta sea hacia los sectores medios y la vivienda media sufra una importante contracción, lo que parece ser respaldado por los indicadores recientes, que, a nivel nacional, muestran caídas en colocación de créditos en la vivienda más batata.

"Pero el usuario se verá beneficiado: tendrá plusvalía, tendrán excelentes ubicaciones y buenas opciones hipotecarias, lo que hace que veamos al 2017 con una buena oportunidad para las hipotecas", refirió.

Añadió que dejará una derrama económica importante, que actualmente no ronda por encima de los 350 mil millones de pesos el valor de la industria de la vivienda.