• Regístrate
Estás leyendo: Ciudadanía como artículo a la venta
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 19:39 Hoy

Ciudadanía como artículo a la venta

Malta ofrece segundos pasaportes para los que pueden pagar 650 mil euros, lo que facilita el acceso a toda la Unión Europea.

Publicidad
Publicidad

Cuando la neoyorquina Younghee Wait llevó a su familia a Malta en noviembre, quedaron encantados por la belleza y cultura del archipiélago del Mediterráneo. “Toda mi familia se enamoró”, celebra. Pero la visita fue más que unas vacaciones. Fue un paso para comprar la ciudadanía maltesa a su familia, lo que les permitiría vivir y trabajar en cualquier parte de la Unión Europea.

Wait es el ejemplo de una nueva clase de “ciudadanos económicos”. Hubo un tiempo en que los segundos pasaportes se mantenían en las novelas de espías. Ahora es cada vez más común, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo informó de un aumento en el número de programas para la ciudadanía económica. Personas ricas que consideran la compra de la ciudadanía o los derechos de residencia “como un medio para mejorar la movilidad internacional, la planificación fiscal y la seguridad familiar”, explica el FMI.

No hay ventajas fiscales para la familia de Wait al adquirir los pasaportes malteses, pero se abrirán las puertas para trabajar en Europa. “Se puede viajar a todos lados con el pasaporte estadunidense, pero no te da la flexibilidad si deseas trabajar en el extranjero y tener una vida como una persona productiva y comprometida; tienes que considerar una ciudadanía o arreglar un permiso de trabajo”, justifica.

Si bien ella y su esposo confían en que los bancos en los que trabajan arreglen el asunto de visados, Wait cree que las compañías más empresariales del día de hoy no cuentan con los mecanismos para ayudar a los empleados a trabajar en el extranjero.

Wait, quien espera completar el proceso para obtener “la ciudadanía por inversión” este año, lo describe como riguroso y que consume mucho tiempo, pues implica una gran cantidad de revisiones de antecedentes. La inversión requerida es significativa, el solicitante principal paga 650 mil euros con inversiones adicionales en propiedades y bonos y contribuciones adicionales para el cónyuge y dependientes.

El programa de ciudadanía por inversión de Malta es polémico. En 2014, miembros del Parlamento Europeo votaron abrumadoramente a favor de una resolución no vinculante donde se critica al programa, dijeron que el pasaporte de la Unión Europea no debe tener un “precio de venta”. En abril de este año, un informe de los diputados de Malta lanzó nuevas críticas sobre la forma como se otorga el contrato para el programa de ciudadanía.

A pesar de esas reservas, la Unión Europea impulsó la venta de ciudadanías al ofrecerle a una serie de países del Caribe viajes a Europa sin necesidad de visa, a partir de 2009. La medida le dio vida a uno de los programas de ciudadanía más antiguos —y casi moribundo— que se maneja en St. Kitts y Nevis desde 1984.

Las islas caribeñas no les exigen a sus nuevos ciudadanos vivir allí ni visitarlas. Por una inversión de solo 250 mil dólares, los inversionistas pueden asegurar viajes sin necesidad de visa a docenas de países en cuestión de meses. La demanda se disparó rápidamente, lo que llevó a que las facturas fueran 13 por ciento del ingreso nacional de 787 millones de dólares en 2013.

Es difícil tener estadísticas exactas, pero el FMI sugiere que la demanda para los programas de ciudadanía por inversión la lideran clientes de China, seguidos por gente de Rusia, y en menor grado de Oriente Medio.

La inseguridad aumenta la demanda, dice Christian Kalin de Henley & Partners, una consultora con sede en Jersey. Algunos compradores de segundos pasaportes tienen miedo de revelar su nacionalidad en la lista de pasajeros o en los registros de los hoteles, a raíz de los ataques terroristas de Mumbai en 2008, donde se señalaron a titulares de pasaportes de EU y Reino Unido.

Los impuestos son otro incentivo. Henley dice que mudarse “a un país con un régimen fiscal más suave es una opción atractiva para muchos que sienten que pagan más de lo que les corresponde, y que en particular no les gusta las políticas divisivas y la constante erosión de su privacidad”.

La residencia —y no la nacionalidad—es lo que determina dónde pagan las personas los impuestos, con excepción de los ciudadanos estadunidenses que pagan impuestos federales dondequiera que vivan.

Pero Henley dice que la ciudadanía podría crear un desempate cuando más de un país puede tener los derechos de impuestos y “por lo tanto aumenta la importancia como una herramienta efectiva para la planeación de impuestos internacionales”.

Adquirir un nuevo pasaporte también puede ser valioso para un pequeño pero creciente número de ciudadanos estadunidenses que renuncian a su ciudadanía debido a la carga de cumplimento y al aumento de la aplicación de las normas fiscales de EU.

Otro factor de venta para los superricos es viajar sin necesidad de visa, de acuerdo con Nuri Katz, presidente de Apex Capital Partners, consultora de ciudadanía. Cita el ejemplo de un sudafricano que quiere cenar en París sin impedimento, pero que necesita una visa para viajar a muchos lugares. Solo un segundo pasaporte puede otorgarle ciertas libertades que los occidentales dan por sentado, dice. “Psicológicamente, para un persona con una gran fortuna tener que pedirle a alguien que les permita ir a algún lado es muy molesto”.

Cada vez más, los pasaportes adicionales se consideran como un símbolo de estatus. Katz cita lo que describe como el “síndrome de la American Express negra”, una tarjeta solo por invitación con la que se expresa la pertenencia al club de los grandes consumidores. “Para algunas personas tener otra nacionalidad es una cuestión de prestigio”, sentencia el especialista.

DESAFÍO

El FMI dice que “conservar la credibilidad” de los programas es el reto más crítico luego del desprestigio por su laxa operación.

CARIBE

Las islas St. Kitts y Nevis ofrecen un programa de ciudadanía desde 1984, con regulaciones y cargas fiscales mínimas.

REVÉS

La consultora Apex Capital Partners prevé que el brexit tendrá un “enorme impacto” en los programas europeos de ciudadanía.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.