La industria del cine y el reto de lo digital

El sector del entretenimiento está evolucionando gracias al uso de la tecnología, y el lanzamiento de plataformas como Netflix y Blim son piezas fundamentales.
Michelle y Emilie Morán, empresarias.
Michelle y Emilie Morán, empresarias. (Especial)

México

En la pantalla se muestra a una pareja, de pronto el hombre sale de la habitación y la mujer se queda vistiéndose. Un par de anteojos ayudan al espectador a aclarar la superposición de imágenes que se presenta en la pantalla del cine: del lado izquierdo se puede ver lo que hace el hombre, mientras que por el derecho se exhibe la acción de la fémina.

La escena que presenta el director de cine Jean-Luc Godard en Adiós al lenguaje (2014), además de ser una exploración a los métodos de exposición y a las posibilidades de estos en el mundo cinematográfico, es la reiteración materializada en una película de que los avances tecnológicos en la industria del entretenimiento están abriendo también la diversidad de contenidos, soportes y medios.

Michelle Morán, directora de Morán Casting, empresa encargada de la selección de actores para ¿Qué culpa tiene el niño?, la película mexicana más taquillera de 2016 —con una recaudación de 277.8 millones de pesos—, indicó en entrevista con MILENIO que el sector del entretenimiento en México ha crecido gracias a la tecnología, a formatos como Netflix y Blim, y a un mayor dinamismo en los contenidos.

“La tecnología nos da la oportunidad de ver más allá. El sector se ha modificado no solo en México sino internacionalmente. Estamos a la mitad de un proceso muy grande”, señaló la empresaria mexicana, quien junto con su hermana Emilie dirige desde hace 10 años la compañía de casting.

Según datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), en 2016 los ingresos en este sector fueron de 15 mil 254 millones de pesos, un crecimiento de 10.6 por ciento respecto al año anterior, cuando se colocó en 13 mil 793 millones de pesos.

Los cines han comenzado a impulsar este sector con nuevos productos como la transmisión de conciertos, partidos y otros audiovisuales.

De acuerdo con el estudio Global Entertainment and Media Outlook 2017-2021 de la consultora PwC, en 2015 a escala global, la industria del entretenimiento registró 1.72 billones de dólares en ingresos totales y crecerá 4.2 por ciento hacia 2021.  

Más productos, menor salario

Para la directora de casting, la desaceleración en el crecimiento de grandes industrias como la estadunidense ha significado un avance en la producción mexicana. “Lo que más nos impactó no ha sido la cuestión migratoria ni la restricción, ha sido el dólar, porque se disparó el costo de las producciones en Estados Unidos”.

Explicó que el volumen de producciones en Miami, donde se realiza el contenido en español para México, ha avanzado 20 por ciento respecto a hace tres o cuatro años. En México ha crecido 300 por ciento.

Sin embargo, la directora explicó que esto no significa que los actores ganen más, pues los contenidos digitales, que son los que están haciendo crecer este sector, tienen un presupuesto menor al de formatos como el de las telenovelas.

“No quiere decir que se invierta mucho más dinero por producto. Los actores tienen mucho más trabajo y eso es lo que hace que hoy estén muy cotizados, su demanda es altísima. Nuestro gran problema es que los actores están muy ocupados”.

Para Morán, el público mexicano se está adaptando a ver cosas hechas en todas partes del mundo. “Definitivamente la globalización se ve y se ha sentido mucho más en el medio del entretenimiento”.

Explicó que el actor tiene que reinventarse, pues antes era suficiente con irse armando y adaptando a lo que le pedía uno o varios medios, pero ahora tiene que ofrecer diversidad y para ello necesita capacidad de adaptación.

“Los mexicanos están consumiendo realidad. Hoy las biopics o bioseries están funcionando muy bien porque nos encanta saber que estamos viendo algo que existe o existió; ya no es la princesa de Disney o la protagonista de telenovela, sino tener enfrente a un personaje que sufrió y salió adelante como Juan Gabriel o Julio César Chávez; su historia se vuelve un modelo inspiracional”, finalizó la empresaria.  

Negocio

Según la Canacine, durante 2016 los ingresos de la industria del cine ascendieron a 15 mil 254 millones de pesos.