Cierran comercios de Reynosa por dólar caro

A la devaluación del peso, se suman otras situaciones como la falta de seguridad, señala presidente de la UCEN.
Los locales comerciales se han puesto en renta o venta.
Los locales comerciales se han puesto en renta o venta. (José Luis Tapia)

Reynosa

La devaluación del peso frente al dólar ha ocasionado que comerciantes de la frontera que compraban insumos en Estados Unidos, dejen de hacerlo desde que inició el presente año y esto ha replicado en cierre de negocios en todos los sectores de Reynosa, dijo el presidente de la Unión de Comerciantes y Empresarios del Noreste (UCEN) de esta ciudad fronteriza, Donato Garza García.

Aunque el empresario no precisó el número exacto de establecimientos que optaron por cerrar sus cortinas, ya que así mismo otros nuevos abren al público, por lo que destacó que la situación es multifactorial.

"Por un lado la devaluación del peso, por otro las malas políticas públicas, la falta de elementos de tránsito y policías, la inseguridad, el bajo poder adquisitivo de las maquiladoras, etcétera, yo no tengo una estadística en sí pero te puedo comentar que tan solo en la calle Herón Ramírez hay cientos de cortinas cerradas, por la calle Bravo en el centro otras más, son muchos los que han cerrado ya", refirió.

Garza García destacó que desde el año pasado el comercio está en declive, pues se cierran más negocios de los que se abren, comentando que es debido principalmente a que por ejemplo un empleado de maquiladora en el año pasado completaba 60 dólares por semana de un sueldo normal, mientras que para finales del mes de enero de este 2016, 30 días después ese empleado no completa los 50 dólares debido al incremento en su valor.

"Es decir cómo queremos los comerciantes seguir vendiendo si los empleados en Reynosa, mayoritariamente obreros de la industria maquiladora, cada vez ganan menos, yo te puedo decir que de diciembre del 2015 a la fecha hablamos de que aproximadamente un 10 por ciento lo que ha bajado en general el comercio, entonces hay que apretarnos un poquito el cinturón y ver qué es en realidad es necesario", manifestó.