Clubes nocturnos y bares se apagan en Gran Bretaña

Los juerguistas se arreglan para salir, pero no tienen dónde ir. La policía y los consejos locales estrangulan el sector, acusa la asociación de empresas.
Leicester Square es uno de los barrios más concurridos.
Leicester Square es uno de los barrios más concurridos. (Shutterstock)

Gran Bretaña

Se culpa de la disminución de clubes nocturnos en Gran Bretaña a varios aspectos, desde la recesión y las matrículas estudiantiles hasta los pubs que abren más tarde y a que la gente prefiere los festivales de música.

Pero Alan Miller, presidente de Night Time Industries Association (la asociación de la industria de la vida nocturna) y ex dueño de un club en Brick Lane, en Londres, dice que la policía y los consejos locales estrangulan los clubes con la burocracia.

"La presión real es la nueva mentalidad de las autoridades", dice Miller, cuyo club, Vibe Bar, cerró después de que le solicitaron instalar cámaras de circuito cerrado y escáneres para registrar detalles de identificación, y contratar a una gran cantidad de guardias de seguridad. La gota que derramó el vaso fue la imposición de un límite de horario de la una de la mañana. A los aficionados a ir a los clubes a menudo "se les trata como si fueran a una prisión".

Madame Jojo's, el club de Soho, cerró en noviembre después de 50 años, como resultado de una pelea entre un cadenero y un cliente. Los dueños ofrecieron emplear un nuevo equipo de seguridad, pero no fue suficiente para impedir que el consejo de Westminster les revocara la licencia. The Arches, en Glasgow, que tenía un teatro y un café, así como noches de club, cerró en junio después de exigencias más estrictas de seguridad basadas en la preocupación por el consumo de drogas. La policía convenció al consejo de imponer una licencia de medianoche, que en efecto, obligaba al lugar a cerrar.

En un momento, la policía solicitó al club introducir "momentos de calma" y apagar la música y encender la luz durante cinco minutos por cada hora (la idea nunca se implementó).

Las cifras de esta semana muestran que el número de clubes nocturnos cayeron a mil 733 frente a los 3 mil 144 que había hace una década, de acuerdo con la Association of Licensed Multiple Retailers, el organismo de la industria. Las estadísticas son sorprendentes, ya que la escena británica de clubes alguna vez se consideró como una de las más vibrantes y variadas del mundo.

El dueño de un club en Londres culpó de los cierres a la práctica de la policía de hacer responsables a los clubes de cualquier problema que haya fuera de sus instalaciones. "Los delitos ocurren cada vez que un grupo grande de personas se reúne", dijo. "Pero en los centros comerciales y en los estadios de futbol la policía no se pueden oponer a eso, cuando en los clubes nocturnos pueden y lo hacen".

Miller citó un discurso en mayo de Sir Bernard Hogan-Howe, comisionado de la Policía Metropolitana, en el que dijo que se puede reducir el crimen si hay menos pubs y clubes. "Tenemos que asegurarnos de que hay un buen control en el suministro de alcohol", dijo. "Sabemos que ocurren muchas lesiones dentro o fuera de las instalaciones con licencia, y si podemos clausurar a los reincidentes, lo haremos".

El Consejo de Jefes de la Policía Nacional dijo que la mayor parte de los lugares eran seguros y que había mucho "trabajo conjunto" entre los dueños y los oficiales para reducir la delincuencia.

Otros dueños de clubes dicen que los consejos ceden a las quejas de los residentes. Alex Proud, quien maneja Proud Camden, dijo: "En los 80 era una locura, no podías lograr que nadie cerrara algún lugar. Pero se fue hacia el otro lado... Vamos a terminar como Ginebra o Fráncfort". Agregó: "Si no te gusta el ruido, no vivas cerca del centro de la ciudad".

En Hackney, el ayuntamiento, examinó la vibrante escena de clubes y bares concluyó que "la economía nocturna se basa demasiado en el consumo de alcohol y en los bares y clubes que están abiertos toda la noche que encajan en esta cultura. Hay demasiado énfasis en lugares para jóvenes en Shoreditch y Dalston", refiriéndose a los lugares de moda.

El proyecto de propuesta que establece horas "normalmente aceptables" para varios tipos de licencias nuevas declara que los clubes nocturnos "no se consideran apropiados". Esto desató una campaña local —con el inevitable hashtag #noseconsideraapropiado— que firmaron 4 mil personas que esta semana obligó al consejo a aplazar una consulta sobre sus propuestas.

En un mitin el miércoles en un emporio de comida ambulante en Shoreditch, Henry Dimbleby, un restaurantero y organizador de la campaña, arremetió contra una "minoría silenciosa que quiere imponer sus normas culturales al resto de nosotros".

Dan Beaumont, DJ y propietario del bar Dalston Superstore y del club Dance Tunnel en Londres, dijo que detectó que el endurecimiento en la actitud de las autoridades va contra la realidad. "La cultura de la música bailable y de los clubes es más grande de lo que nunca ha sido", dijo.

1,411
Clubes nocturnos que han cerrado a lo largo de la última década en Gran Bretaña, según la asociación local de la industria de la vida nocturna; todavía permanecen en funciones mil 733

50
Años que permaneció abierto el legendario club Madame Jojo's, en Soho; el establecimiento cerró en noviembre pasado luego de una pelea entre un cadenero y un cliente