Construcción cierra el año con mejoras: CMIC

José Francisco Gutiérrez, presidente de la CMIC de Nuevo León, informó que el estado invirtió alrededor de 6 mil millones de pesos, lo que en cierta manera terminó reactivando al sector.

Monterrey

Aunque el 2016 fue un año complicado para el sector de la construcción, la segunda mitad de este mostró una ligera mejoría por la activación de inversión pública en el estado, aseguró el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de Nuevo León, José Francisco Gutiérrez.

En entrevista con MILENIO Monterrey, el dirigente de los constructores en el estado dio a conocer que en los últimos meses del año el estado invirtió alrededor de 6 mil millones de pesos, lo que en cierta manera terminó reactivando a un sector que sufrió una desaceleración la mayor parte del año.

Por lo que, finalmente, podrán estar cerrando el año con unos 140 mil empleos en el sector, dependiendo del comportamiento de las obras en el mes de diciembre, que suele ser un mes en el que terminan los proyectos y se terminan los contratos temporales que muchos trabajadores tienen.

“Los primeros seis meses del año el gobernador dijo que no iba a hacer obra púbica, y luego la reestructura de la Secretaría de Infraestructura se tardó más de lo debido. Y aunado a que no llegaron los recursos federales a tiempo se retrasó el 2016.

"Ahorita estamos viviendo un año atípico, donde las licitaciones más fuertes están entre noviembre y diciembre. Entonces estamos cerrando el año bien, con licitaciones pero fue por esos factores. Creemos que el Estado en inversión pública ofertó entre 5 mil 500 y 6 mil millones de pesos, pero es en conjunción con el Estado, federal y municipal”, aseguró Gutiérrez.

Sin embargo, el dirigente de CMIC NL consideró que esta suma es menor por mucho en comparación con otros años, y no es lo que la entidad requiere en inversión para infraestructura por su tamaño e importancia a nivel país.

Es una inversión muy baja sobre todo considerando que se retrasaron los recursos, y se hicieron cambios dentro de la misma administración, insistió el constructor.

Cabe recordar que de igual manera, al sector le afectan factores como el tipo de cambio (que ha ocasionado impactos en los precios de los insumos como el cemento y demás agregados), el alza de tasas de interés y hasta la retención de incentivos a los desarrolladores de vivienda.

Aún y con estos factores, consideró Gutiérrez, es importante señalar que el número de empleos que aporta el sector de la construcción en la entidad se ha mantenido relativamente estable, rondando los 140 mil.

“Cerramos con 141 mil empleos en octubre, y trajimos promedio en el año 139 mil, 140 mil. Obviamente, históricamente noviembre y diciembre se baja por la conclusión de proyectos de la iniciativa privada, y de presupuestos. Y el próximo año pensamos que se mantenga más o menos en esos parámetros por un incremento en obra pública pero una inversión muy prudente en la iniciativa privada”, insistió.