• Regístrate
Estás leyendo: China quiere ser el hub mundial del comercio
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 20:51 Hoy

China quiere ser el hub mundial del comercio

Ante los eventuales cambios en la política comercial de Estados Unidos, el presidente chino Xi Jinping aseguró que abrirá las fronteras a todos los países.

Publicidad
Publicidad

China utilizó la cumbre de la Cuenca del Pacífico para ofrecerse como el principal defensor del libre comercio de la región, mientras que el presidente Barack Obama defendió lo que queda de lo que se esperaba fuera uno de sus mayores legados políticos.

El “giro” de Obama para Asia y, ahora, el estancado Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) -que se suponía sería la columna vertebral económica-, durante años le dio a Estados Unidos (EU) el papel de liderazgo en la cumbre de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

Pero la elección de Donald Trump, quien hizo campaña sobre una plataforma proteccionista y en contra del TPP de Obama, reescribió la fórmula. En el último viaje oficial de Obama al extranjero, la verdadera estrella en la cumbre de Lima de este año fue el presidente chino Xi Jinping, quien cortejó a los otros miembros de la APEC con un rival para el TPP. Xi ofreció a Beijing como alternativa para lo que muchos aliados temen será un mundo con EU más belicoso bajo la administración Trump.

“China no va a cerrar la puerta al mundo exterior, más bien la va a abrir más”, dijo Xi a los líderes empresariales la semana pasada. Aunque no mencionó al presidente electo del Partido Republicano, Xi utilizó una reunión con Obama para advertir que la relación de EU con China está en una coyuntura crítica.

Durante su campaña, Trump amenazó con etiquetar al país asiático como un manipulador de la moneda y prometió un enfoque más agresivo en las relaciones entre las dos economías más grandes del mundo. “Nos encontramos en un momento de transformación en la relación China-EU”, dijo Xi.

“Espero que las dos partes trabajen juntas para centrarse en la cooperación, gestionar nuestras diferencias, y asegurarnos de que haya una transición suave en la relación y que siga avanzando”. Obama y los funcionarios estadounidenses trataron de tranquilizar a los aliados regionales de que la elección de Trump no va a significar una retirada total de EU.

“No supongan lo peor”, dijo Obama en una reunión con jóvenes empresarios latinoamericanos y activistas. “La forma como haces campaña no siempre es la forma como vas a gobernar”. Mike Froman, zar de comercio de Obama, dijo “EU siempre ha sido una potencia del Pacífico, creo que los intereses estadounidenses en la región son duraderos”.

Pero en reuniones públicas y privadas, los funcionarios de la APEC dijeron que en Lima resultó evidente la realidad de un cambio rápido en el poder hacia China después de la victoria de Trump. “Hay una dinámica distinta en la mesa. La gente cubre sus apuestas”, dijo un alto funcionario.


TE RECOMENDAMOS: Industria cervecera, sin temor a Trump


La promesa de Trump de retirar a EU del TPP de 12 países, tratado que el Congreso aún no ratifica, llevó a que Japón y otros líderes del TPP ponderen la otra ruta que ofrece China, ya que luchan por encontrar una alternativa.

En una entrevista con Financial Times, Malcolm Turnbull, primer ministro de Australia, dijo que continuará con sus argumentos en favor del TPP. En una reprimenda ligeramente velada al magnate inmobiliario y al nacionalismo económico que desplegó durante su campaña, Turnbull también advirtió sobre el riesgo del proteccionismo en una economía global de lento crecimiento. “El proteccionismo no es el escalón que buscas para salir de la trampa de bajo crecimiento.

Es una pala para excavar y hacerla más profunda” dijo Turnbull. John Key, primer ministro de Nueva Zelanda, también advirtió que si Trump se retiraba del TPP, dejaría la puerta abierta a China. “El TPP se trataba de EU mostrando su liderazgo en la región Asia-Pacífico. Nos gusta que EU esté en la región. Pero si no está allí, se tiene que llenar ese vacío, y lo vamos a llenar con China”, dijo.

Evan Feigenbaum, exdiplomático estadounidense y ahora en el Instituto Paulson de la Universidad de Chicago, dijo que el giro de Obama siempre enfrentó dificultades por el creciente peso económico de China, pero la elección de Trump y su falta de apoyo al TPP puede ayudar a acelerar el descenso de la influencia de EU.

Países como India y Japón se van a resistir a la candidatura de China como líder regional, dijo. “Pero de cualquier forma, EU es el que pierde porque las reglas las va a establecer alguien más”, dijo Feigenbaum. “Y el liderazgo económico estadounidense en Asia, que fue tan esencial para el papel de Washington y su liderazgo, se desvanecerá”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.